En Venezuela no habrá papel higiénico, pero tenemos aviones no tripulados para vigilancia

El presidente Nicolás Maduro anunció el jueves la incorporación en labores de vigilancia de los primeros tres aviones no tripulados producidos en Venezuela, con el respaldo de Irán.

Maduro, en declaraciones difundidas por la estatal Venezolana de Televisión (VTV), declaró que se “inició hoy (jueves) las operaciones del Sistema Arpía de aviones no tripulados”.

VTV reportó que el sistema de aviones no tripulados “es un proyecto de producto del convenio de cooperación técnico militar con la república islámica de Irán”, suscrito por el presidente Hugo Chávez en el 2006. Se han producido 15 aviones no tripulados, se informó.

Los aviones, equipados con cámaras pequeñas, serán operadas por efectivos de la Fuerza Armada, indicó Maduro durante un acto de entrega equipos y nuevos sistemas de armas a la Fuerza Armada, realizado en la Base Aérea Libertador de Maracay, ciudad ubicada a unos 150 kilómetros al oeste de Caracas.

“¡Felicitaciones! Esto es una demostración de que vamos avanzando en el desarrollo y en el manejo de la ciencia y la tecnología con fines militares, para la preservación de la paz y la seguridad de la patria venezolana”, dijo Maduro.

El gobierno venezolano ha dicho que el proyecto militar no debe causar preocupación a nadie.

Maduro explicó que el Sistema contribuirá a preservar la paz y la seguridad del país y reforzar la vigilancia y el control del espacio aéreo de la nación.

El uso de aviones no tripulados “facilitará el desarrollo de proyectos económicos, la observación de las fronteras y poder combatir amenazas como el narcotráfico y también contribuir con la preservación de la soberanía y la independencia nacional”.

Maduro expresó la posibilidad de realizar nuevas inversiones para consolidar la producción de los aviones e incluso fabricarlos para el uso de sus aliados en la región.

“Cuenten con todo nuestro apoyo financiero, moral, institucional. Todo el apoyo para que sigamos desarrollando estos proyectos, que ahora son prototipos y que más adelante serán industrias que vamos a consolidar”, destacó.

“Podemos, además, apoyar a los países de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), como Bolivia, para que tengan estas capacidades y entrenar fuerzas armadas hermanas”, añadió.

El gobierno de Chávez, quien falleció en marzo, inició a partir del 2004 importantes compras de armas a Rusia y China, pese a las críticas de Estados Unidos, que incluyeron la adquisición de 100.000 fusiles Kalashnikov AK 103, 53 helicópteros y 24 aviones Sukhoi, por un monto cercano a los 4.400 millones de dólares.

Con el apoyo de Rusia, China e Irán, las fuerzas militares venezolanas además iniciaron la producción de fusiles, granadas, aviones no tripulados de vigilancia, pólvora y municione.

Venezuela ha sido afectada por un embargo a la venta de equipos militares por parte de Estados Unidos, que incluso ha derivado en la cancelación de acuerdos de venta de aviones militares de transporte y entrenamiento de fabricación española y brasileña, respectivamente, a este país por tener componentes o licencias estadounidenses.

AP