“El orgasmo es fundamental”

Bilbaína con sangre inglesa en las venas, perfecto acento británico, y adicción confesa al brownie de chocolate, Tania Llasera es una mujer hecha y derecha con una sonrisa imborrable en el rostro. Risueña y sin pelos en la lengua, una conversación de sexo con ella, ahora que acaba de publicar su libro ‘El sexo sentido’ (Ed. Espasa), es como compartir confidencias picantes con tus amigas. Tras confesarnos que “he roto muchos corazones hasta que me lo rompieron a mí” y que “donde yo crecí dicen que el sexo no es un pecado, sino un milagro”, hablamos largo y tendido con la presentadora de amor, relaciones, infidelidad, pasión y artes amatorias.

Tania Llasera no es solo una cara bonita con una sonrisa eterna que vemos a menudo en la pequeña pantalla. Al hablar con la presentadora, una se da cuenta de inmediato de que eso de que ‘las rubias son tontas’ no casa con ella. Bellas Artes, Periodismo y Comunicación son los títulos que cuelgan de su currículo, además de varios programas de éxito en la televisión y, ahora, un libro sobre sexo. “No soy sexóloga -aclara muchas veces-, pero tras empezar mi sección de sexo en ‘Atrévete’ (Cadena Dial), me di cuenta de que tenía mucho que contar: mi propia experiencia”.

‘El sexo sentido’ arranca con su infancia y sus primeros acercamientos al deseo, hasta llegar a Felipe, su primer amor y con quien vivió esa temida “primera vez”. Después, viene el desamor, los desengaños, los corazones rotos y el sexo.

La pregunta estrella llega a los pocos minutos de conversación: ¿cómo es el sexo perfecto? “El orgasmo es fundamental. Pero hay muchas más cosas. Los hombres a veces necesitan un mapa, necesitamos más educación sexual. Pero que les quede claro que los preliminares, para la mayoría de las mujeres, son muy importantes”. Su explicación, muy gráfica: “somos como un coche, no podemos pasar de primera a quinta directamente”.

Si hablamos de amor y no solo sexo, Tania Llasera asegura que “la mejor parte de la relación es cuando existen los silencios cómodos, cuando puedes ser tu mismo sin miedo y sin pensar lo que dices”. Pero, qué es mejor, ¿el sexo con amor, sin él, o el amor sin sexo? “Sin duda -confiesa-, no concibo el amor sin sexo. Los otros dos, depende del momento, pueden ser igual de satisfactorios”.

Tania Llasera se queja de que “seguimos siendo machistas en el sexo, sobretodo las mujeres, que somos nuestras peores enemigas. Sigue viéndose mal que seamos nosotras las que ‘atacamos’ a los hombres”. Su explicación, otro símil curioso: “el sexo es como la Bolsa, la sexualidad masculina no cotiza nada, siempre están disponibles. La nuestra es un valor en alza, porque no la regalamos”.

Nos dejamos de romanticismos y nos centramos en la atracción. Y en ese terreno, Tania vuelve a hablar sin pelos en la lengua: “ahora mismo no podría estar con alguien con quien no pudiera tener una buena conversación, pero tampoco con alguien que no me atrajera”. Además, prosigue, “el sexo sentido no es el físico, es una cuestión de actitud, de inteligencia, amor propio… De tener las herramientas para ser atractiva, que no es lo mismo que la belleza”. En cuanto a los tabúes, confiesa que, por ejemplo, “nunca he hecho un trío, pero creo que no hay que tenerlos”.

En cuanto a la infidelidad, Tania asegura que “es algo intrínseco, somos animales, pero en ocasiones (cuando tienes pareja, por ejemplo) hay que guardarse el deseo para cuando lleguemos a casa, y proyectar esa fantasía allí”.

“Lo bueno del sexo es que es democrático, es para todos”. Pero, ¿esto significa que todos tenemos las mismas posibilidades? “¡Claro! Todos tenemos dos manos…”.

Fuente: Mujerhoy.com