Exhibir los senos en público no es ilegal en Nueva York

Foto: Archivo

En Central Park o en pleno centro de Manhattan los neoyorquinos observaron en los últimos días a mujeres exhibiendo sus senos en público, tras difundirse una demanda judicial de una artista que exige la aplicación de una legislación de 1992 que valida ese derecho.

Holly Van Voast, una fotógrafa de 46 años, presentó el pasado 15 de mayo una denuncia ante la justicia federal estadounidense contra la ciudad de Nueva York y su policía para reclamar una compensación por las detenciones “ilegales” de que las que se declara víctima en los últimos años por exhibir sus senos en público, AFP.

En su denuncia, Van Voast recordó un fallo del Tribunal de Apelaciones de Nueva York de 1992 que había declarado que no debía considerarse ilegal que las mujeres expusieran sus senos en público.

Pero, además, la querellante mencionó un mensaje del pasado 7 de febrero del jefe de la policía de Nueva York a todos sus efectivos instándolos a no detener ni tomar ninguna otra medida contra mujeres con los senos al aire libre en público.

Esta orden de la jefatura policial tuvo lugar luego de que las fuerzas de seguridad detuvieran, acosaran y acusaran formalmente a la mujer en “docenas de ocasiones” entre 2011 y 2012 por “el solo hecho de ejercer su derecho de exhibir sus senos en público en la ciudad de Nueva York”.

Van Voast, una fotógrafa y activista feminista que reside en Bronx (norte), suele aparecer en público con los senos al aire libre, sombrero, peluca rubia y bigote postizo, bajo el nombre artístico de “Harvey Van Toast, Topless Paparazzo”.

Entre las “acciones” enumeradas en la demanda se encuentran una la estación Grand Central, en el corazón de Manhattan y por donde pasan millones de personas a diario, y otra frente a una escuela primaria del elegante barrio de Upper East Side.

También se precisan varias apariciones en medios de transporte público, como en un metro, en un tren de cercanías o en un ferry.

En otra ocasión, Van Voast expuso sus senos en un restaurante de la ciudad en ocasión del 20 aniversario del fallo de 1992 que autoriza el topless y no solo fue detenida por la policía, sino que además fue conducida a un hospital psiquiátrico, de donde fue liberada más tarde sin cargos formales.