Un estudio cuestiona los métodos para medir la apatía sexual en las mujeres

Foto: Referencial

Un estudio realizado por un grupo de científicos australianos cuestiona los métodos de para medir la apatía sexual en las mujeres y las soluciones aportadas por los expertos para ayudar a aquellas preocupadas por su falta de interés sexual, según un estudio divulgado hoy.

Según la investigación, liderada por Marita McCabe psicóloga clínica de la Universidad Deakin, los casos de apatía sexual en las mujeres son mayores a los detectados por los métodos que actualmente se utilizan.

La psicóloga partió en su estudio al cuestionar si la apatía sexual es una “epidemia” entre las mujeres o afecta solamente a un reducido número de personas, según declaraciones a la cadena australiana ABC.

McCabe y sus compañeros analizaron las diferencias en los métodos para medir la apatía sexual estudiando los casos de 741 mujeres de Australia, Estados Unidos, Europa y Asia, cuyas edades variaban de 18 a 71 años, y que además habían estado en una relación heterosexual que duró entre 3 a 49 años.

El deseo sexual de cada mujer fue medido de acuerdo a varios criterios, entre ellos el diagnóstico que aparece en el Manual de Enfermedades Mentales que utilizan los médicos.

Además se les preguntó a las mujeres si creían tener problemas de apetito sexual mediante una encuesta especialmente diseñado para este estudio, que fue publicado en el portal de los Archivos de Conducta Sexual.

El 31% de las mujeres encuestadas por el equipo de McCabe respondió afirmativamente que tenía problemas de apatía sexual, mientras según los parámetros del Manual de Enfermedades Mentales un porcentaje menor al 10% de las encuestadas tenía este tipo de problemas.

Mccabe incidió en la necesidad de que se revise el diagnóstico propuesto por el Manual de Enfermedades mentales y las respuestas aportadas por el vademécum para aquellas mujeres que están preocupadas por su falta de interés sexual.

La psicóloga clínica australiana aportó como una de las opciones tratar a estas mujeres como si tuviera un problema genuino de apatía sexual, lo que incluye un proceso para que la paciente se sienta cómoda con su cuerpo y entienda su funcionamiento, así como la indagación de sus experiencias negativas pasadas.

Otra opción propuesta por McCabe es la de hacer entender a las mujeres que su nivel particular de interés sexual no es anormal.

Muchas féminas “esperan realmente que su nivel de interés sexual sea más alto de lo que es razonable” porque creen que deben responder a los estímulos en cualquier circunstancia y en cualquier momento, acotó McCabe.

La experta recordó que la respuesta sexual de una mujer también depende del contexto y en ciertas etapas ella no está particularmente interesada en el sexo como por ejemplo cuando es mayor o pasa por un período de luto o tiene que trabajar, cuidar a sus hijos o a sus padres enfermos. EFE