Alexander Guerrero E.: No es el precio, estúpido, es que ¡no hay!

Ni a 100 $ por barril de petróleo

La Presidenta del BCV declaró, hay dólares, pero van a ser “racionalizados”, no sabemos qué quiso decir con racionalizar (¡?), suponemos que es racionar; desalambrando sus palabras, ella quiso decir, pero se enredó, hay divisas pero pocas. Los funcionarios públicos en estos años de dictadura económica pretenden que no conozcamos que fluye, cuando y cuál es el destino de las reservas internacionales, nada está oculto en el mundo de hoy, el FMI y el BIS producen estadísticas “cross-border” donde todo se conoce, flows in, flows out, y cruzados; hasta la oscuridad y ninguna transparencia de las finanzas públicas y BCV están a la vista; inclusive, el último grano de oro en las reservas internacionales se le conoce origen y destino, nada está oculto del ojo de Dios, ni siquiera los reales descarriados de la corrupción. Las regulaciones internacionales contra lavado lo detectan todo, en este orden, funcionarios públicos son PEP (political exposed persons) y los funcionarios del sistema financiero, son FEP (financial exposed persons).

De manera que las mentiras del gobierno y algunos “misioneros” mercantilistas operadores en la opinión pública que se arriman al discurso oficial subrepticiamente, no pueden sostenerse por más tiempo. Han transcurrido cinco (5) meses, dos devaluaciones, y el racionamiento de divisas es total. Vendrán devaluaciones una tras otra, ninguna resolverá el problema, ni el Tesoro, ni el BCV ni PDVSA tienen la liquidez en divisas para aplacar la demanda, la cual se ha caído, al costo de una severa contracción económica. Entre el último trimestre de 2012 y el 1er trimestre del corriente año la economía se contrajo 5.6%! inédito en la historia económica venezolana. La carencia de contrapesos institucionales, desafortunadamente impide que el gobierno corrija el curso de la debacle fiscal y de sus devastadores efectos socioeconómicos.

Porque no hay dólares?  No es su precio, no hay liquidez en dólares

Hacia el último trimestre del 2012 reventaron dos crisis, las mellizas, balanza de pagos y crisis fiscal. La primera por caída de las reservas internacionales y agotamiento de las colocaciones externas del Tesoro, y la segunda por crecimiento insostenible del déficit fiscal que ya financia sostenidamente el BCV.  En Venezuela nunca llega una crisis sin la otra, la razón es muy sencilla, ambas crisis tienen la misma denominación de origen: la renta petrolera.

Para inducir a nuestros lectores a la comprensión de este fenómeno, de cómo fluyen y de sus terribles efectos, déjenme recrearlos como trascurre este fenómeno. PDVSA exporta petróleo y recibe dólares; parte de esos dólares los vende al BCV y recibe bolívares, con estos bolívares paga regalías, impuestos y dividendos al fisco, al gobierno, en los parámetros del Presupuesto 2013, esos boli-dólares son el 50% del ingreso fiscal (ordinario y extraordinario, presupuestario y para presupuestario) una pelusa! Se podrá comprender lo que implica fiscalmente y en reservas internacionales una caída de las exportaciones de petróleo en barriles y dólares como la que ha venido ocurriendo desde mediados del 2012.

Flujo de caja de PDVSA en crisis

Al caer sus ventas de dólares al BCV, se extrema el racionamiento en CADIVI, el rezago entre solicitud y liquidación alcanza seis meses! La carencia de divisas en PDVSA, en FONDEN y BCV es la razón por la cual la primera subasta de 200 millones de dólares aún no  se ha liquidado totalmente, después de casi tres meses de realizada, lo que ha configurado el ya conocido fiasco SICAD. No hay subastas, y pese a haber sido prometidas semanalmente por Maduro y Merentes desde Abril, la promesa no se realiza porque no hay dólares, así de simple. La fuerte caída de las ventas de dólares al BCV por parte de PDVSA ha contraído aceleradamente el ingreso fiscal, y ello pese a que la devaluación le dio al gobierno, dos bolívares adicionales por dólar, según Presupuesto 2013. La caída del ingreso fiscal petrolero y la fuerte desaceleración de la actividad económica configuran una severa crisis fiscal, por un déficit no financiable del 17% del PIB!.

Acá tenemos entonces las dios crisis, la de balanza de pagos por caída de las reservas internacionales y la fiscal por caída del ingreso fiscal petrolero.  Esta es una de las razones, entre otras, por la cuales, el gobierno no ha podido emitir deuda en dólares, en cambio ya se consumió en cinco meses el 90% del endeudamiento posible en deuda en bolívares –interna, nadie impide que el gobierno nos lleve al umbral hiperinflacionario, emitiendo papel moneda sin valor y deuda publica en bolívares a montones, para recibir los mismos bolívares depreciados por la inflación que crean su política monetaria y fiscal.

Como es posible que a 100$ el petróleo no tengamos dólares?

Todo esto viene ocurriendo desde hace meses, PDVSA para compensar en algo su deficitario flujo de caja, ha tenido que ir a la banca pública, FOGADE  y otras instituciones del Estado por bolívares, y al BCV de manera masiva, descontando papeles para pagar su contribución fiscal. El financiamiento monetario del déficit fiscal –vía PDVSA- por parte del BCV es masivo e impúdico, la explosión monetaria está a la vista y con ello la fuerte presión inflacionaria que nos lleva al borde la hiperinflación.

Todo el mundo se pregunta, entonces como es posible si el precio del petróleo es 100$ como es que no hay divisas sino inflación?. La respuesta está en PDVSA, su descapitalización por presión fiscal ha sido tan intensa que de esos 100 $ solo 26 dólares pasan al BCV y fisco como contribución fiscal. PDVSA dado el enorme endeudamiento largo plazo que afecta su flujo de caja tiene cuentas por pagar 17 MM $ y pasivos por 44 MM $ y cuentas por cobrar de sus clientes políticos por 44 MM$, de los cuales Cuba, Petrocaribe y otros acuerdos multilaterales cambia petróleo por vitualla diversa para importar los déficits agroalimentarios que el gobierno ha causado destruyendo al sector privado.

Sin dólares y un descomunal déficit fiscal: en el umbral de la hiperinflación.

En el umbral de la hiperinflación? Si, para llegar a una hiperinflación hacen falta tres componentes, que no haya divisas para cubrir importaciones, que el gobierno se financie masivamente del Banco Central y que los contratos se indexen. Las dos primeras se cumplen, la indexación de contratos reventara como consecuencia de la presión social.

Para comprender porque caen las exportaciones de petróleo y porque ello afecta, no solo el nivel de reseras internacionales, que como se observa caen 20% en 14 meses, sino el ingreso fiscal y el flujo de caja de PDVSA que le afectado sus finanzas y su operatividad de su función medular, producir y exportar petróleo, hay que meterse de cabeza en los estados financieros recientemente auditados y publicados. Un análisis de lo que ocurre industrial y financieramente en PDVSA devela nuestra premisa arriba: porque no hay dólares ? En un documento que próximamente presentaremos a la opinión pública y donde hurgamos los números financieros de PDVSA mostraremos en profundidad el estado de la corporación y los raspones de la escasez de papel sanitario, entre tantos otros.

 Riesgo, credibilidad e inflación

Veamos algunos detalles. El reporte de Abril de la OPEP refleja como producción petrolera para la Venezuela, dos cifras, la reportada por el gobierno venezolano y la de fuentes independientes, ello se hace para los 11 miembros de la OPEP. Mientras que para Venezuela la discrepancia entre ambas fuentes, la del gobierno y la independiente es de 17%, para los 10 países restantes la discrepancia es apenas de 0.1%. Las dudas sobre las estadísticas venezolanas de producción petrolera son ya un estándar en el mundo, repercutiendo negativamente en la credibilidad del gobierno, y coadyuvando el alza en el riesgo Venezuela, de todos modos, nada de eso es nuevo para nosotros, las estadísticas de inflación (precios) y empleo son maquilladas tanto por el BCV como por INE. Por ello, las primeras no las cree la ama de casa cuando se enfrenta a los estantes vacíos y escasos en los mercados; tampoco el empresario a la hora de indexar salarios y ganancias. Entre inflación y costo de reposición, ya no solo existe el rezago respectivo sino que la brecha no deja de abrirse, lo que ha llevado al marcaje de precios dos veces por mes, en el umbral de la hiperinflación pues. Así se comienza. Nada que no se conozca cuando estudiamos teoría de precios, pero no en los manuales de la extinta URSS que siguen siendo los horizontes académicos del gobierno y la AN.

El mercado y el dólar paralelo.

El precio del dólar en el mercado paralelo es una especie de faro en una noche de tormenta, ese mercado, aunque no un mercado cambiario, es un reflejo de lo que ocurre y lo que el mercado distorsionado por los controles piensa en lo que viene. No es cambiario porque no hay canje de divisas por bolívares o viceversa, es una referencia para operaciones off shore y es utilizada para accesar bienes y servicios off shore e in shore sin acceder a un mercado cambiario, es un viejo sistema de arbitraje que se utiliza para muchos bienes y servicios, y en Venezuela muy conocido dado el monopolio que sobre el dólar impone el gobierno y la prohibición existente, excepto para el régimen de limosna cambiaria, que organiza la dictadura económica a la cubana de los comunistas en el poder.

Ese mercado, en el paralelo, hay en solo número, refleja escasez, riesgo, y sobre todo expectativas de una intensa inestabilidad de precios en el futuro cercano y devaluaciones sucesivas. Así mismo, combina, lo que ocurre en PDVSA, sabe que los precios del oro caen con fuerza y que las reservas internacionales en Venezuela, sobrecargadas en oro hoy, tienen apenas el 83% del valor con se contabilizan a Enero de este año; el precio del oro hoy es 1390 $ por onza troy, la valorización en el BCV es a 1530 $ la onza, cuando el BCV las revalorice el 30 de Junio, de acuerdo con la regla vigente, las reservas internacionales caerán por el diferencial, cerca del 16-17%. La fascinación de Chávez y su gobierno por el oro nunca tuvo racionalidad económica, la historieta lo pinta como solo un gusto para Rico McPato, hoy pesa una tonelada en costos. Esas son las debilidades de la balanza de pagos en Venezuela y ello muestra en el reverso las debilidades fiscales cuyo creciente déficit fiscal está siendo financiado por el BCV. O se desmonta el control de cambio y se acusa el costo político, o se corre el riesgo de un descarrilamiento social y político. El gran error de Chávez, pensar que el país podría sobrevivir solo con los petrodólares, un mal ejemplo cubano, está pasando factura, es una lástima que Chávez no este acá, presenciando el desastre que el diseño y condujo.