Corto y Picante: “La crisis universitaria” por @fariasjoseluis

El ministro Pedro Calzadilla se burla de las universidades. La fracción oficialista de la AN se niega a discutir el conflicto universitario. Jaua siempre ha sido un encapuchado. Y Maduro no sabe qué es una universidad. Es inocultable el desprecio del régimen hacia las universidades nacionales.

No hay peor cuña que la del mismo palo: un gobierno integrado por ex-profesores universitarios. Giordani, Merentes, Hanson y el propio Calzadilla, entre muchos otros, son los principales detractores de la universidad. Por supuesto, todos ellos tienen ingresos mucho más elevados que los miserables salarios universitarios.

Pero la lucha de los universitarios aglutina a profesores, alumnos, empleados y obreros, sin distingo entre chavistas u opositores. Todos son víctimas de la asfixia financiera contra las universidades autónomas y experimentales que tienen desde 2007 los mismos recursos asignados. Los presupuestos del 2013 apenas representan un 37% de lo solicitado, asignaciones que llegan con mucho retraso, lo que sirve de excusa para acusarlas de no ejecución de los recursos y de corrupción como una manera de desprestigiarlas.

Desde el 2006 no se discuten los beneficios laborales. Un Profesor Instructor a Tiempo Completo gana Bs. 2.677 mensuales. En el año 2000 un Profesor Titular a Tiempo Completo, Doctor y con más de 20 años de servicio, tenía una remuneración igual a la de un General de División, hoy ese mismo Profesor gana Bs. 7.232 y el General de División gana Bs. 16.000 con una amplia gama de beneficios. En Colombia un profesor en escala intermedia gana un promedio de 2.700 dólares, en Argentina 3.700 dólares, y en Venezuela al cambio oficial de Bs. 6,30/dólar es de 567 dólares.

Para colmo, a todo este inmenso drama se suma la inminencia de una nueva devaluación que dará carácter catastrófico a la crisis universitaria.