Eddie Ramírez: Rojos traidores

El mayor crimen por el que pasarán a la historia los dirigentes de este período rojo es por haber desplazado a nuestras empresas privadas y a nuestros recursos humanos para favorecer a empresas y a profesionales  de gobiernos  amigos del régimen. Además, por regalar parte de nuestro petróleo. Cuba, Irán, Nicaragua, Bielorrusia, Brasil y Argentina  están entre los beneficiados.

Para ayudar a los  Castro,  desplazaron a nuestros médicos, contrataron asesores en caña de azúcar, trajeron  “expertos” en generación de electricidad y asesores militares y son socios de una empresa mixta petrolera. Además, le regalan petróleo, entregaron registros, notarías y puertos, y gastaron en esa isla millones de dólares en una refinadora de crudo y en la construcción de viviendas.

Como consecuencia, nuestros jóvenes médicos  están emigrando; estamos importando más azúcar que nunca y el central azucarero de Barinas es conocido por la corrupción y no por su producción; nos  vendieron con sobreprecio plantas termoeléctricas que, como advirtieron nuestros técnicos, resultaron un fiasco; las dependencias militares están infiltradas por castro-comunistas que adoctrinan e inclusive señalan directrices; la empresa mixta en la Faja está en pañales.

Con el terrorista Ahmadineyad firmaron 315 convenios, el ensamblaje de tractores y de autos son los más publicitados por la baja productividad.  La Asamblea aprobó en diciembre del 2010  una empresa mixta petrolera, pero el informe 2012 de Pdvsa no registra  logros. También los iraníes  construyen aquí viviendas.

A los sandinistas les donaron plantas eléctricas y les enviaron petróleo a cambio de pantalones, caraotas, café, arroz y carne de bovinos. A los Kirchner  le regalaron dólares para su campaña y para impedir que Argentina cayera en default, varias empresas de ese país participan en diseño de proyectos, suministro e instalación de diferentes plantas; tres empresas  tienen relaciones con Pdvsa y ya hay una empresa mixta constituida;  además les compraron miles de toneladas de alimentos y vehículos.  El tirano Lukashenko  logró que empresas bielorrusas construyan aquí viviendas y participen en empresa mixta en la Faja. Brasil obtuvo contratos para la ampliación del metro, construcción de puentes y otras obras; además participa en una empresa  con Pdvsa.  Esta “invasión” ha quebrado a nuestros agricultores y constructores, ha obligado a emigrar a miles de compatriotas de diferentes profesiones, sobre todo petroleros y médicos y ha limitado la inversión en Venezuela.

La historia registra muchos casos de traidores. Efialtes vendió a sus compatriotas griegos para favorecer a los persas.   Laval y Petain en  Francia, Quisling en Noruega y Mussert en Holanda sometieron sus países a los nazis. En nuestro caso, los dirigentes rojos entregaron esta Tierra de Gracia  al propiciar  una invasión pacífica que desplazó a los venezolanos.

Como en botica: Falleció Gustavo Núñez, destacado investigador despedido ilegalmente de Pdvsa. Gustavo trabajó en Intevep en la Orimulsión y actualmente estaba al frente del laboratorio de nanotecnología en la Ciudad del Saber en Panamá. ¡No más prisioneros políticos, ni exiliados!

[email protected]