No más contraseñas en Windows

Microsoft ha añadido actualizaciones a su sistema de Windows 8.1 y las ha presentado en la conferencia anual de Tech-Ed celebrada esta semana. La característica más novedosa ha sido un lector de huellas dactilares diseñado para mejorar notablemente Windows con un soporte combinado para dispositivos biométricos. Los lectores de huellas tendrán integración nativa y se podrá bloquear, por ejemplo, el acceso a carpetas.

Mientras versiones previas de Windows han apoyado lectores de huellas dactilares a través de ‘drivers’ y software de otras compañías, Microsoft mejorará su soporte original de su Windows 8.1 e incluirá opciones de seguridad para archivos individuales gracias a, precisamente, la compatibilidad nativa con lectores de huellas dactilares.

Con tan solo rozar con el dedo el lector permitirá al Windows 8.1 autenticar que realmente se trata del verdadero dueño del archivo en cuestión. Además, los usuarios también podrán comprar aplicaciones usando el lector de huellas dactilares o entrar en una determinada aplicación sin necesidad de escribir el ‘nick’ de usuario y la respectiva contraseña. Esa es una de las novedades más interesantes para el sistema operativo, puesto que es habitual tener múltiples cuentas de diferentes servicios.

El manager productor de marketing de Microsoft Michael Niehaus ha explicado en la conferencia de Tech-Ed de este lunes, según recoge The Verge, que la compañía está “trabajando de forma cercana” con tres fabricantes especializados en este campo para diseñar este soporte. “También estamos trabajando con soportes que realmente requieran las huellas dactilares como mecanismo de acceso a las carpetas y archivos”, subrayó Niehaus.

Microsoft está trabajando además con varios fabricantes de dispositivos para animarles a añadir lectores de huellas dactilares a los portátiles, ‘tablets’, teclados y ratones. “Empezaréis a ver este sistema disponible de forma más generalizada para entrar más fácilmente a Windows”, avanzó el informático de Microsoft Stephen Rose.

Europa Press