Arias Cárdenas niega racionamiento y dice que combate el contrabando

(Foto archivo/Alejandro Paredes)

El gobernador del estado Zulia, Francisco Arias Cárdenas, afirmó hoy que en esta demarcación administrativa del oeste venezolano no hay racionamiento de los productos de la canasta básica sino un combate al contrabando para recuperar la normalidad en los supermercados.
“No es racionamiento, son mecanismos de control contra el contrabando que estaba poniendo a pelear a las esposas nuestras”, dijo Arias en declaraciones al canal estatal VTV.

El Gobierno regional del Zulia pondrá en marcha el próximo 10 de junio en Maracaibo un sistema de venta controlada de alimentos y productos básicos de aseo para combatir el contrabando hacia Colombia.

El sistema prevé que una persona no pueda comprar más que una determinada cantidad de un producto -lo que normalmente consume una persona de acuerdo al Instituto Nacional de Estadísticas- durante un periodo que será establecido entre un día y una semana.

Los alimentos y artículos de aseo involucrados en el plan son los que tienen precios controlados por el Gobierno, en el marco de un control estatal de productos de consumo masivo instaurado en 2003 conjuntamente con un control estatal de divisas.

“No tenemos ningún racionamiento ni ninguna libreta de racionamiento, hemos estado controlando o disminuyendo notablemente por las medidas de control la salida de productos hacia Colombia”, indicó Arias.

Manifestó que los productos comienzan a aparecer en los supermercados pero todavía hay “colas inmensas” en las que se mezclan contrabandistas y particulares que tratan de aprovechar la situación para acaparar artículos que luego venden al por menor.

“Esa cola de contrabandistas es la que tenemos que combatir en este momento”, indicó.

El gobernador zuliano denunció todo tipo de irregularidades desde camiones con provisiones que iban a casas particulares en lugar de centros de distribución hasta una situación en una cadena de supermercados que tenía los anaqueles vacíos y 400 toneladas de producto en los depósitos.

Aseguró que el Gobierno venezolano está enviando “mucho más” de lo necesario para el consumo de productos controlados de los zulianos sin embargo la realidad es que hay colas en los supermercados y “eso produce por supuesto escasez”.

“En resolver esta ecuación es en lo que estamos”, dijo.

El plan del Gobierno zuliano ha sido rechazado por el exgobernador del estado Pablo Pérez, quien ha asegurado que el plan es “una prueba piloto de la libreta de racionamiento” de Cuba, que vaticinó se extenderá luego a todo el país.

“No les extrañe que nos estén aplicando el ‘plan comunismo alimentario digital’ o el ‘plan comunismo alimentario 2.0′”, señaló Pérez.

La falta de productos de diverso tipo es crónica en Venezuela, donde el Banco Central maneja un “índice de escasez”, pero en las últimas semanas se hizo más aguda en sectores como el alimentario o en el de productos de aseo.

El Gobierno responsabiliza de ello a la especulación y al carácter improductivo de una economía anclada al petróleo por culpa de los Ejecutivos previos al del fallecido Hugo Chávez, que estuvo casi 14 años en el poder.

Los empresarios responsabilizan de esa escasez al sistema de control de cambios que limita al acceso a las divisas. EFE