Gobierno de Miranda entregó soluciones habitacionales

La mayoría de las mandarinas que se consumen en Venezuela se cultivan en Araira, sin embargo, esta población del estado Miranda es poco conocida. Araira pertenece a la parroquia Bolívar y conjuntamente con Guatire, conforman el municipio Zamora. Se encuentra a 45 kilómetros del ruido y congestionamiento de la ciudad capital (Caracas), su nombre proviene del río que atraviesa la localidad. Su tranquilidad habitual cambió durante unas horas puesto que fue el escenario de un Gabinete Parroquial que encabezó el gobernador Henrique Capriles en el sector Ceniza.

“Viene El Flaco!”, “Yo quiero que mi Gobernador entre a la casa que construí con su ayuda y vea lo bonita que la puse”, eran algunas de las frases que repetían los vecinos de la comunidad. Capriles llegó al mediodía e inmediatamente fue abordado por los presentes, quienes con la mayor de las esperanzas, le entregaban cartas con solicitudes de materiales de construcción, créditos para emprendedores, ayudas médicas, y hasta un grupo de estudiantes del liceo nacional, Fernando Paz Castillo, el único de la zona, le solicitó ayuda para realizar arreglos en el mismo, ya que se encuentra deteriorado.

Usando un pantalón deportivo de la Vinotinto, una franela con el logo del Gobierno de Miranda y una gorra distintiva de los Diablos Danzantes de Yare, comenzó un recorrido que incluyó un campo de fútbol, una casa hogar, y como siempre cada una de las viviendas de quienes han sido atendidos con la entrega de los Certificados de Materiales de Construcción Sin Deuda.

“Gracias por venir mi Gobernador, con tu ayuda pude construir esta casa en la que vivo con mi esposo y mis tres hijos le dijo la señora Yurimar Yánez, quien recibió un certificado para culminar su vivienda. Con el sueldo de mis esposo no hubiéramos podido ni levantar una pared, porque o le damos de comer a nuestros hijos o compramos bloques. Las dos cosas no la podemos hacer. En 10 años que tenemos viviendo en Araira, nadie nos había tendido la mano. Gracias a Dios que llegó El Flaco y todo cambió para bien”.

En la tarde, la lluvia se hizo presente, pero no impidió que Capriles diera respuesta a muchas solicitudes. Entregó 110 Certificados de Materiales para la construcción o reparación de viviendas, enseres, canastillas, sillas de ruedas, y aunque es competencia de la municipalidad, hasta se comprometió a hacer una revisión de la red de cloacas en el sector y a prestar ayuda al Liceo Nacional Fernando Paz Castillo. “Yo nunca los voy a dejar solos, vine a trabajar por cada uno ustedes, no me importa cómo piensen, aquí tienen un equipo que siempre estará a su disposición para darle respuestas a sus problemas. Nuestra meta es construir una Miranda de progreso y hacia allá vamos y nadie nos sacará de esta meta, confíen en nosotros que juntos lo lograremos”.

Prensa Miranda/ Johan Zapata