Rafael Payare se reencuentra con la Orquesta Simón Bolívar

Foto: Cortesía FundaMusical Bolívar

Rafael Payare se reencontró con sus hermanos musicales; con quienes, desde 1994, fue creciendo dentro del Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela. Tenían un año sin compartir escenario. Es que desde que ganó el Concurso de Dirección Orquestal Malko 2012, en Dinamarca, sus compromisos frente al podio los separaron de las actividades de la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar de Venezuela. El domingo, a las 11:00 a.m. en la Sala Simón Bolívar del Centro de Acción Social por la Música en Quebrada Honda, volverán hacer música juntos. Ya no como miembro principal de las filas de corno, sino como director.

“La última vez que estuve junto a la orquesta fue en una gira que hicimos en julio del año pasado. Luego de ello, he cumplido con una serie de compromisos que me mantuvieron alejado, hasta ahora. Es un reencuentro. Nosotros nos conocemos desde 1994 cuando fundamos la Sinfónica Nacional Infantil de Venezuela. Durante todo el año pasado hemos experimentados cosas muy especiales, y después de tanto tiempo tocando con la orquesta ahora estoy con ellos frente al podio”, asegura el músico que formó parte de la Orquesta Sinfónica del Estado Anzoátegui.

El repertorio, que incluye la participación como solistas del violinista Alexis Cárdenas, se pasea por las obras de Hector Berlioz, Obertura Carnaval Romano, Op. 23.0 y la Sinfonía Fantástica Op.14; y de Ludwig van Beethoven, Concierto para Violín y Orquesta en Re Mayor, Op. 61. “El repertorio es realmente amplio, porque hacemos música francesa y alemana. Finalizamos el concierto con la Sinfonía Fantástica que el autor dedicó a la actriz Henrietta Constance Smithson, a quien amaba locamente”, apuntó Payare, quien quedó prendado de la dirección cuando vio al Giuseppe Sinopoli dirigiendo la Sinfónica Nacional Infantil de Venezuela, hace 13 años.

El director no duda en asegurar que le encanta la dirección; que fue gracias al apoyo del maestro José Antonio Abreu que comenzó a dar sus primeros pasos en el podio. “Fui a conversar con él para saber qué camino seguir con el corno. Ahí me dijo que tenía talento para la dirección. ‘Si me lo permites, te voy a mostrar el camino’, me dijo. Al día siguiente comenzaron las clases. Además, del corno participaba en ensayos seccionales; talleres; me mandaban a diversos núcleos del interior a trabajar con orquestas infantiles. Siempre tuve trabajos paralelos, hasta el año pasado que gané el concurso”, confiesa.

Rafael Payare se convertirá, el próximo 16 de junio, en el primer venezolano en dirigir la Qatar Philharmonic Orchestra; para luego cumplir compromisos en Inglaterra, Francia, Irlanda y Suecia. “Uno de los integrantes del jurado de Concurso de Dirección Orquestal Malko, Kurt Meister, es el director artístico de la Filarmónica de Catar. Al final de la competencia me dijo que quería que yo fuera a dirigir allá. En dos semanas ya tenía la fecha reservada. Para mí es una experiencia increíble porque en la carrera de dirección nunca paras de aprender. Esa orquesta está formada por grandiosos músicos de Europa, Asia y América”.

El reencuentro de Rafael Payare con la Simón Bolívar forma parte de los logros que ha sumado durante 38 años el Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela, que pertenece a la Fundación Musical Simón Bolívar, adscrita al Ministerio del Poder Popular para el Despacho de la Presidencia y la Gestión de Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela, demostrando que “Los niños y jóvenes venezolanos triunfan con la música”.

Prensa FundaMusical Bolívar