Venezuela y China evalúan crédito de cuatro mil millones de dólares

Foto: AVN

La estatal venezolana Pdvsa dijo que negocia con el Eximbank de China una línea de crédito por 4.000 millones de dólares para la compra de equipos petroleros que se sumaría a otros 4.015 millones de dólares firmados con el Banco de Desarrollo de ese país esta semana.

Reuters

Petróleos de Venezuela (Pdvsa) ha negociado 9.000 millones de dólares en créditos en lo que va de año en una estrategia que busca sustituir las millonarias emisiones de bonos de deuda que hizo hasta el año pasado.

El ministro de Petróleo y presidente de la estatal, Rafael Ramírez, está de gira por Asia en busca de capital de inversión, luego de que en mayo consiguiera una línea de crédito por 1.000-1.500 millones de dólares con la estadounidense Schlumberger y un préstamo de 2.000 millones de dólares con Chevron.

“En el encuentro que sostuvo el titular venezolano con el presidente de la junta directiva del Banco de Exportación e Importación de China (Eximbank) se discutió la posibilidad de suscribir una línea de crédito por 4.000 millones de dólares para la adquisición de equipamiento petrolero”, dijo Pdvsa.

En el encuentro también se “reafirmó el compromiso” del Eximbank para el financiamiento de un muelle para el embarque de productos petroquímicos con la estatal Pequiven.

Venezuela y China han ampliado su cooperación al fragor de los acuerdos petroleros y la cercanía política.

Durante los primeros cuatro meses del año, el país sudamericano incrementó sus envíos de crudo y derivados a China un 18 por ciento respecto al 2012, al despacharle un promedio de 626.000 barriles por día (bpd).

En su mayoría, el petróleo va destinado al pago de varios préstamos otorgados por el Banco de Desarrollo Chino (BDC) a Venezuela.

Tras más de un año en negociaciones, esta semana Pdvsa y la estatal China National Petroleum Corporation (CNPC) acordaron un recibir 4.015 millones de dólares del BDC para ampliar las operaciones de un proyecto conjunto de crudo extrapesado en la Faja del Orinoco, uno de los mayores reservorios de petróleo en el mundo.

China además tiene interés en emprendimientos mineros -ofreció financiar el diseño de la infraestructura necesaria para proyectos de extracción de minerales- y la firma CITIC participa en la construcción de viviendas a través de un programa de ayuda social creado por el Gobierno del fallecido Hugo Chávez.

Este año PDVSA y CNPC tienen la meta de seguir incrementando la producción de crudo en el proyecto Petrosinovensa -que bombea unos 140.000 bpd y planea llegar a 330.000 bpd en el 2016- e iniciar las actividades de Petrourica, otra empresa mixta en la Faja con capacidad para extraer 400.000 bpd.

El arranque de la producción temprana de Petrourica estaba previsto para mayo, pero trabas administrativas y la imperiosa necesidad de financiamiento de Pdvsa para paliar sus frecuentes problemas de caja han retrasado el inicio del proyecto.

(Reporte de Marianna Párraga. Editado por Marion Giraldo)