Deprave del 14A obligó a veedores a romper silencio

Foto Archivo

El informe del Instituto de Altos Estudios Europeos (IAEE) sobre las elecciones presidenciales del 14 de abril no revela nada que en el país no se supiera, la novedad gira en torno a al atrevimiento de este acompañante internacional a revelar las conclusiones que el Consejo Nacional Electoral (CNE) pretendía que fuera solo de consumo interno, publica La Verdad.

Por José Gregorio Martínez / Caracas / [email protected]

Eduardo Semtei, exrector del CNE, califica como “interesante” que esta organización haya decidido hacer públicas sus observaciones que –a su juicio- se quedan cortas con la realidad. Resalta que todo lo que allí se menciona había sido denunciado por la oposición ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), el Poder Electoral y los medios de comunicación.

“Yo no veo nada nuevo, todo eso ya se sabía, lo interesante es que estos acompañantes se hayan atrevido a romper lo que parecía ser un compromiso de confidencialidad, ante las irregularidades abrumadoras que se encontraron. Tengamos la seguridad de que no los invitarán más”.

El informe del IAEE, además de afirmar que la elección de Nicolás Maduro es “nula” por habérsele permitido ser candidato a Presidente habiendo sido el vicepresidente en funciones que asumió la Presidencia de manera interina tras la falta absoluta de Hugo Chávez, lo cual contraviene lo establecido en la Constitución, detalla una serie de hechos irregulares el día de los comicios que ponen en entredicho los resultados divulgados por el organismo electoral.

Ventajismo fraudulento

Además de señalar que todo el Estado fue puesto al servicio de Nicolás Maduro a lo largo de la campaña y el día de la elección, se hace énfasis en la violación a la normativa electoral por parte de los oficialistas al inducir a los electores dentro del perímetro de los centros de votación y, más grave aún, revela el abuso del voto inducido y la posibilidad de haberse cometido fraude con la votación doble y usurpación de identidad, destacando el caso específico del Liceo Educativo Aplicación, en Caracas.

“Al lugar llegaron más de cuatro autobuses y una ambulancia con aproximadamente setenta personas habitantes de la calle en estado de vulnerabilidad e incapacidad en compañía de una persona en cuyo poder estaban varias cédulas de ciudadanía, otra persona que se identificó como un parlamentario y un cortejo de motorizados armados yendo de dos en dos en cuatro vehículos.  El portador de los documentos de identidad pretendía servir como acompañante de todas las personas que habían llegado en los autobuses para ejercer su derecho al voto y según los testigos electorales no era la primera vez que esta situación ocurría en este centro”, precisa el documento.

En el papel se indica que, luego de que la misión de acompañantes pidió explicaciones sobre la irregularidad, el centro de votación fue cerrado y se dio entrada por la parte de atrás a la caravana antes mencionada, y la persona en cuyo poder se encontraban las cédulas fue retirada del lugar por la policía.

Información oficial “distorsionada”

La misión de acompañantes europeos destaca no solo los delitos cometidos por la persona que portaba un gran número de cédulas de identidad y los motorizados que amenazaban con armas a la multitud que esperaba en las colas para ejercer su derecho al sufragio, sino que hubo además una conducta cómplice por parte de una de las máximas autoridades del CNE al declarar sobre el caso.

“Estos hechos que se suman a una información parcial y distorsionada por parte de una de las rectoras solo son propiciadores de violencia por parte de las instituciones que tienen la obligación de guardar el orden público y de garantizar el ejercicio del derecho electoral a toda la ciudadanía (…) La valoración hecha por una de las rectoras del CNE a los medios de comunicación fue que la multitud había impedido el voto a personas discapacitadas y que no se había cerrado el colegio, en ningún momento se transmitió a la ciudadanía el informe de lo que realmente había sucedido”.

Para el IAEE, tanto los hechos observados como los indagados constituyeron la comisión de los delitos de “accionar mecanismos fraudulentos, favorecer actos de voto fraudulento, no permitir que el elector ejerza su derecho al voto, portar armas de fuego, alterar el orden público, perturbar el acto democrático y actuar como acompañantes de oficio para asistir el voto a más de una persona”.

Dicho informe subraya además la presión de que fueron objetos empleados públicos no solo para que votaran por Maduro sino para que participaran activamente en sus actos de campaña. También lamenta que la información oficial el día de la votación haya sido “escasísima”, considerando sospechoso que se haya ofrecido el resultado electoral con 99,12 por ciento de los votos escrutados pero no se hubiera anunciado nunca la apertura del 100 por ciento de los colegios electorales.

 

Nada nuevo

¿Qué implicaciones tendrá la publicación de este informe? Eduardo Semtei aclara que no pasará de tener un impacto en la sociedad política europea, pues en Latinoamérica –recuerda- la mayoría de los gobiernos están alineados con Nicolás Maduro, bien sea por coincidencias ideológicas o intereses económicos, y cree que lo segundo pudo haber sido lo que influyó en la apresurada negativa de Enrique Peña Nieto, presidente de México, a recibir a Henrique Capriles; mientras que en Venezuela, advierte que no pasará de hacer bulla en los medios sin generar cambios en la opinión pública, ya que para los opositores solo es una ratificación a lo que ya sabían que había ocurrido y los oficialistas se limitarán a desacreditar el informe y desestimarlo.