El extraño caso del envenenamiento por “miel loca”

Publicado en: Salud, Titulares

“Envenenamiento por miel loca”. Así se llama un caso presentado por cardiólogos en un congreso europeo de la especialidad en Atenas, Grecia. Se trata de dos pacientes, padre e hijo, que terminaron con arritmia cardíaca, informa BBC Mundo.

Como Consecuencia, los expertos ahora advierten que ingerir miel hecha del polen de los rhododendrons -familia de las azaleas y rododendros- puede causar esos síntomas.

Los pacientes de Turquía desarrollaron artimia después de ingerir la sustancia viscosa, amarillenta y muy dulce, proveniente de la región del Mar Negro.

A pesar de ser un caso muy raro, expertos consideran que las personas deben estar atentas de este posible riesgo.

Envenenamiento

El envenenamiento por miel loca sucede después del consumo del producto contaminado con grayanotoxina, una sustancia química presente en el néctar de las especies Rhododendron ponticum y luteum.

La grayanotoxina interfiere con los mensajes químicos del cuerpo, en este caso, el corazón.

Tanto el padre como el hijo fueron admitidos al mismo tiempo y con los mismos síntomas -vómitos y mareos- en unidades de emergencias en la ciudad costera de Esmirna.

Un electrocardiograma reveló que tenían perturbaciones del ritmo cardíaco potencialmente peligrosas.

Los pacientes se recuperaron totalmente y les dieron el alta médica pocos días después.

El doctor Ugur Turk, quien los trató, dijo que la distribución de miel en todo el mundo significa que médicos de cualquier parte podrían en algún momento enfrentarse a un extraño caso de envenenamiento de miel.

Probar primero

Turk afirmó que cualquiera que compre miel de Turquía, particularmente de la región del Mar Negro -donde las abejas se alimentan de rododendros-, debería primero consumir una pequeña cantidad y dejar pasar unos días antes de ingerir más para ver si se manifiesta algún efecto secundario.

Existen más causas comunes de arritmia, como el estrés, la cafeína, el tabaco, el alcohol y determinados fármacos, incluyendo algunas pastillas para la dieta, la tos y el resfrío.

No todas las arritmias son peligrosas, pero si existe la sospecha de que se está padeciendo una, lo mejor es acudir al médico.

Los síntomas incluyen palpitaciones o latidos del corazón irregulares, con fatiga, mareos y desmayo.

Los especialistas que asisten al encuentro de la Sociedad Europea de Cardiología en Grecia también escucharon casos de personas más riesgos de arritmias por consumir bebidas gaseosas en exceso.

Uno de los ejemplos presentados fue el de una mujer de Mónaco de 31 años que desde los 15 había dejado de tomar agua y sólo bebía refrescos cola.

,

Comments are closed.