Robert Alvarado: Don Julio Corleone, “Il Padrino yaracuyano”

“El fuero para el gran ladrón, la cárcel para el que roba un pan” Pablo Neruda

Esta revolución parecíamos estar con aquella película de los años 70 estadounidense basada en el libro de Mario Puzo “El padrino”http://goo.gl/fBMi8 el hombre todopoderoso, vestido de etiqueta, con ademanes suaves, acariciando un gato y dando a besar su mano a Bonasera, en la cima de su poderío, que otros quieren arrebatarle, otorgando favores, ordenando muertes con la tranquilidad del que todo lo tiene. Este personaje se reencarna en un mafioso está radicado en su palacio de las Maporas del Estado Yaracuy nada más Don Julio Corleone, un hombre a quien todos les acuden en demanda de ayuda, y nadie sale defraudado. Nunca hace promesas vagas ni se excusaba alegando que sus manos estaban atadas por fuerzas más poderosas que él mismo, que su misma amada Elisa certifica esta versión del hombre fuerte delante de una vida de adulterio con su patrón. No es necesario que uno fuere amigo de él, como tampoco tenía importancia que uno no tuviera medios de devolverle el favor. Sólo existe una condición con Don Julio: que uno, uno mismo, proclamara su amistad hacia él. Sus esbirros y secuaces del poder como: Julio Paredes, Henry Mogellon, Ramón Planas, Eladio Pacheco, Rafael Puerta José “fresita” Mujica,  entre otros más pillos de esta revolución yaracuyana.

No es de negar hay hombres que no pueden escoger su destino. El destino los escoge a ellos. Sus genes están formados a base de poder y fortaleza; su piel puede ser de oveja, más su alma es de piedra. Un instinto sicario vive en ellos; un hambre no saciada les levanta la mirada y una inteligencia visionaria los compele a existir como lo mejor que pueden ser Don Julio Corleone es uno de estos hombres. Los males asociados en San Felipe son bien conocidos. Desde tiempos remotos, corrupción política ha sido un vehículo excepcionalmente propicio al desarrollo de mafias, narcotraficantes, evasores de impuestos y otros oficios ilegales que requieren de mecanismos diversos para legalizar sus ingresos o, como se dice hoy en día, para lavar su dinero. Dinero que Don Julio Corleone en 5 años ha malversado más fondos públicos que Eduardo Lapi y Carlos Giménez, a quienes denunció en una acción que hoy lo incrimina por la obscenidad ética con que manipula las percepciones de su gestión a través de una estrategia comunicacional que habría promovido Planas y Pacheco, éste último testaferro del primero y vinculado al narcotráfico (Es el mismo personaje que en el año 2008 recibió dinero del Grupo Makled para la campaña electoral de Julio León Heredia), utilizando como principal instrumento para ello al programa radial y televisivo Rindiendo Cuentas, conducido por Don Julio Corleone y del cual Eladio es su principal productor.

Detrás de ese esfuerzo comunicacional cargado de emotividad por el proceso revolucionario, la preocupación de los hermanos Corleone Heredia radica en cómo conciliar el carácter delictivo de sus operaciones fraudulentas con la noción de honestidad que exige a cada rato Nicolás Maduro, insistiendo en luchar contra la corrupción y si algo existe en este momento en Yaracuy es impunidad, más que impunidad, prevaricación, delito, hechos que contradicen el supuesto apego Don Julio Corleone a los principios socialistas pese a su insistencia en sus convicciones revolucionarias, desvirtuadas desde la perspectiva de la incorrecta aplicación de fondos públicos cada día más notoria y lesiva a las aspiraciones de bienestar del pueblo yaracuyano, pero sobre todo, vergonzosa, ante la desfachatez de Julio y Néstor, muy dados a presentarse como “puros e intachables” con expresiones que nos reafirman lo contrario tratándose de ellos, como se evidencia en los señalamientos realizados por el gobernador de Yaracuy y su hermano en contra de mi persona con ocasión de la denuncia que Amplíe y Ratifique por ante la Fiscalía General de la República el 11 de junio del presente año, oportunidad cuando consigne Pruebas Nuevas de la corrupción galopante en el entorno familiar del mandatario regional y su amada Elisa, quien recurrió a la archiconocida estrategia cuarta republicana de ir tras el denunciante en lugar de ocuparse de aclarar los supuestos que he denunciado en el Ministerio Público, con presentación de abundantes pruebas, a diferencia de él que dice tener elementos probatorios que en ningún momento ha mostrado, los cuales deberá consignar por ante los fiscales del Caso Makled de conformidad con el petitorio que en ese sentido le formulamos a la Fiscal General de la República el 22 de junio de 2013.

Una verdad que los mismo yaracuyanos dicen la complicidad a esta realidad con los hermanos José Luís y Claudio Antonio Di Palma Silva, fueron contratados por Don Julio Corleone luego de ser imputados por el desfalco que hicieron en el Instituto de Desarrollo Social del Estado Yaracuy (Fundesoy) simulando la constitución de la Cooperativa Atavis, siendo empleados de Gianfranco Napolitano en las empresas Coninveca y Cotisa, esta última empresa con una importante adjudicación en Prosalud (Comercial Tinaquillo, Sociedad Anónima (Cotisa), representada por José Vicente Carnero, cuñado de Gianfranco Napolitano Serradimigni y presidente de la Cooperativa Tinuaca 342 R.L., la cual el año 2006 suscribió el Convenio 02-2006 con Fundesoy por un monto de Veintitrés mil ciento noventa y seis millones cien mil bolívares (Bs. 23.196.100.000,00), firmó con el Instituto Autónomo de la Salud del estado Yaracuy (Prosalud), representada por el “Dr. Angel Enrique González Griborio, el Contrato Nº CJ006/07 para la ejecución de la obra “Culminación de acabados áreas exteriores, Sistema Hidroneumáticos, Artefactos Sanitarios, Instalaciones Eléctricas, Sistema Contra Incendio, Central Telefónica y Estacionamiento de Fachada Principal del Anexo Pediátrico Hospital “Dr. Placido Daniel Rodríguez Rivero” San Felipe estado Yaracuy”, por un monto de Once mil setecientos cincuenta y dos millones veinticinco mil quinientos ochenta y tres  bolívares Con 73/100 (Bs. 11.752.025.583,73), cuando esta institución era cuota política de Julio León Heredia durante la gestión de Carlos Giménez, al igual que la empresa Dracaminca representada por los hermanos Di Palma Silva, asignaciones realizadas a través de contratos con numeración continua, Nº CJ006/07 y Nº CJ007/07, suscritos el mismo día con fianzas emitidas por la misma persona, configurando una situación de concierto reeditada con la contratación de Dracaminca y significativas erogaciones de Prosalud a favor de empresas de Gianfranco Napolitano. Como la ven amigos de las redes con este caso de Don Julio Corleone recién electo gobernador, no solo obvio los desmanes cometidos en los megamercados y las ferias escolar, navideña y del chiguire sino que exculpó a involucrados en esos hechos dolosos al permitirles contratar con la gobernación y brindarles protección a través del juez Julio Torres (expulsado del sistema judicial por supuestos hechos de corrupción), el mismo que le dictó la medida de sobreseimiento a su cuñado Freddy Leal. En ese sentido, además de los intereses económicos en común, ese juez es el agente de mayor relevancia en la vinculación de Gianfranco Napolitano Serradimigni con  Don Julio, en el entendido que engavetó la causa penal en su contra por el caso de “los megaguisos”, actuando en complicidad presuntamente con su secretaria, María de Los Ángeles Giménez Parra, ex Asesora Jurídica de Carlos Giménez, amiga sentimental de Rafael Alfredo Puertas Mogollón, abogado personal de Don Corleone y sobrina de Nancy Giménez de Querecuto, ex presidenta de Fundesoy, artífice de los ilícitos por los cuales fue imputada conjuntamente con Napolitano.Quizás esta historia así con este análisis nos lleve a realizarnos muchas preguntas en relación a estos el cartel de los Soles a lo que unas vez denuncio Patricia Poleo hoy lo podemos ver en el Estado Yaracuy con la mirada cómplice de Nicolas Maduro un alcahueta de todas esas fechorías y marramuncias que se comenten el San Felipe con Don Julio Corleone, “Il Padrino yaracuyano”…

Cualquiera información o sugerencia por mis direcciones electrónicas [email protected] [email protected][email protected] o bien por mí teléfono 0414-071-6704 y asimismo pueden leer esta columna y otras cosas más por la señal en vivo de RCTV INTERNACIONAL en mí página Web:www.robertveraz.galeon.com  ahora mi columna se traduce en Ingléshttp://robertveraz.galeon.com/aficiones2595740.html  y sigan mis comentarios y opiniones por @robertveraz en twitter ¡Hasta la próxima semana, Dios los bendiga!