‘Ley Mordaza’ comienza a cobrarse víctimas en Ecuador

Así lo denunció la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP). Vanguardia dejará de publicarse por la aplicación de la polémica nueva legislación impulsada por Rafael Correa.

Para la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), la Ley de Comunicación aprobada por el Congreso ecuatoriano, a la que se refiere como la “ley mordaza”, es el retroceso “más grave” para la libertad de expresión en los últimos años.

En un comunicado, la SIP explicó este domingo que, con la nueva ley, la revista Vanguardia, “que desde su nacimiento hace más de siete años desarrollaba investigaciones periodísticas sobre temas de actualidad, simplemente ha quedado inhabilitada de hacer su tarea”.

Vanguardia hizo pública una carta esta semana explicando su decisión de no aceptar las disposiciones de la ley, por las que el gobierno de Ecuador puede determinar los temas que debe abordar” y regular la publicación de noticias judiciales. “No lo toleraremos jamás. Sería indigno y contrario a los valores que defendemos”, afirmaron los directivos.

“Tampoco están dispuestos a cumplir las nuevas normas que impiden reseñar asuntos penales y de corrupción, obligan a los medios a asumir responsabilidad por las opiniones de terceros, habilita al Estado a disponer cómo se titulan los artículos y encarga a un superintendente designado por el presidente Correa a supervisar, fiscalizar y sancionar a la prensa que se salga de la línea oficial”, añadió la SIP.

El presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP, Claudio Paolillo, lamentó el anuncio del cierre de Vanguardia y responsabilizó al presidente de Ecuador, Rafael Correa, de estar aplicando “una política sistemática y liberticida con el propósito de acallar todas las voces disidentes”.

“Es comprensible la reacción de la revista Vanguardia ante el panorama de cerrojo a la libertad de prensa impuesto por la ‘ley mordaza’ de Correa y, también, es lamentable que continúen silenciándose voces en Ecuador a raíz de órdenes presidenciales con forma de ley que conculcan los derechos humanos más elementales”, defendió Paolillo, director del semanario uruguayo Búsqueda.

EFE