Gustavo Coronel: Carta a Rafael Ramírez

Publicado en: Opinión

Carta a Rafael Ramírez

Mira Ramírez:

Te has dedicado ultimamente a practicar el chisme como política, esfuerzo coordinado por el palangrista José V. Rangel. Has acusado de manera irresponsable a empresas que operan fuera de Venezuela de conspirar contra el régimen castrista-chavista que nos asfixia. Por qué no dedicas tu tiempo a trabajar, a gerenciar una empresa que era orgullo de los venezolanos ? Como ministro y como presidente de PDVSA te acuso de:

1. Haber conducido a PDVSA a la quiebra. Han acumulado deudas y compromisos a corto plazo por más de $80.000 millones, suma que excede el valor de los activos, lo cual representa tecnicamente un estado de quiebra.

2. Hipotecar el petróleo venezolano a futuro, lo cual representa un crimen contra los venezolanos. Al menos por los próximos 10 años PDVSA estará pagando a China por una deuda de más de $20.000 millones, mucho de ese dinero ya gastado, el cual ha servido para que la pandilla de la cual formas parte permanezca en el poder comprando votos y conciencias.

3. Convertir a PDVSA en una quincalla que cría cerdos, siembra yuca, adoctrina ideologicamente a sus empleados, hace casas y elabora los más diversos guisos. En suma, haber desviado a la empresa de su negocio medular para convertirla en un mamotreto con docenas de empresitas que importan comida podrida como negocio particular del malandraje y tratan de llevar a cabo actividades pseudo-sociales/políticas que no le corresponden.

4. Darle, de manera inmoral, unos $200 millones a una empresa británica, la Williams, como patrocinio (latrocinio diría yo) para que tu amigote Pastor Maldonado exhiba su malcriadez en todos los circuitos de la Fórmula Uno, actividad elitista que no tiene nada que ver con el pueblo venezolano.

5. Permitir que la producción de la empresa no solo haya declinado en unos 500.000 barriles diarios desde que la manejas, sino que una buena parte de la producción remanente vaya a Cuba, Bolivia, Argentina, Nicaragua, China y otros países en condiciones no-comerciales y hasta de regalo, como es el caso de la entrega de 100.000 barriles diarios a los hermanos Castro, un acto de traición a la patria del cual eres cómplice activo y principal.

6. Permitir que la exportación petrolera a USA, el único buen cliente que tiene Venezuela, haya declinado en un 35 por ciento desde que llegaste a PDVSA mientras estás importando significativos volúmenes de gasolina de ese país para regalarla en Venezuela a quienes tienen autos (esto es tan ridículo como si Arabia Saudita importara arena para el desierto)

7. Adulterar cifras de produccion en la Faja del Orinoco para fines de propaganda política, así como inflar groseramente las reservas probadas de petróleo en esa región para engañar al mundo, divorciándote de las reglas que existen internacionalmente para el cálculo de reservas.

8. Llenar la empresa de reposeros y amigos del régimen al llevar la nómina de 33.000 empleados en 1999 a unos 115.000 empleados en 2012, a pesar de producir mucho menos petróleo.

9. Emplear a familiares en cargos bien remunerados en la empresa que manejas.

10. Servir de caja chica al régimen para el envio de dinero a los compinches politicos de la región, tales como Cristina Fernández y Evo Morales, eventos bien documentados.

11. Gastar inmensas sumas de dinero de nosotros los venezolanos en proyectos fantasiosos en Nicaragua, Cuba, Bolivia y Ecuador, entre otros países. Hablo de pozos petroleros secos, refinerías,estudios, equipos, entregas de dinero en efectivo y petróleo subsidiado, todo ello documentado.

12. Comprar votos en la OEA con el petróleo subsidiado entregado a los países del Caribe a través del parapeto llamado PetroCaribe, órgano politico del régimen y recibir a cambio pantalones, cambures y caraotas.

13. Permitir la corrupción en gran escala en la empresa. Por qué no han investigado el caso de la gabarra Aban Pearl, contratada a una empresa de amigos por el doble de lo que se le pagaba a los dueños de la gabarra? Quien se embolsillaba ese dinero extra? Y los contratos dados a las empresas fantasmas para la compra de taladros de perforación? Y los contratos dados a dedo a contratistas amigos como el bandido que fue grabado recientemente? Y las sumas de dinero dadas al cloacal Mario Silva? Y el uso de los aviones de la empresa para llevar y traer parásitos de todo tipo como Zelaya, Glover, invasores cubanos o familiares del difunto en plan de rumba a Disneyworld o París? Y los contratos dados a empresas de familiares de gerentes de la empresa? Todo ello está bien documentado.

14. Politizar la empresa amenazando a empleados que no sean “Gojos” de botarlos y caerles a “ carajazos”, como está grabado? Convertir a PDVSA en un centro de actividad polítiquera y utilizar los activos de la empresa para llevar gente a los mitines del difunto y del reemplazo pobretón, en abierta violación de las leyes del país.

15. Desnacionalizar a PDVSA, ufanándote de lo contrario. Ahora las empresas extranjeras son dueñas del 40 por ciento del petróleo producido en sus actividades en Venezuela. Antes que tu llegaras a PDVSA eran simples contratistas, sin propiedad del petróleo. Eso es desnacionalizar, chico, lo opuesto de nacionalizar, ciertamente no lo que ustedes llaman “soberanía petrolera” con total impudicia, chico.

16. Expropiar impunemente y hasta confiscar empresas contratistas de actividades conexas con la actividad petrolera, con el afán de “controlar” toda la actividad. Al hacerlo así has llenado de gente y de deudas a la empresa y se han deteriorado muchos de los servicios que antes eran ejecutados con eficiencia por el sector privado. Eso es criminal, chico.

17. Convertir a PDVSA en vehículo de endeudamiento del gobierno del difunto, para los propósitos de consolidarse en el poder. Eso es corrupción, chico.

18. Permitir por ineptitud o por complicidad, no sé por cual razón, el fraude ejecutado por Illaramendi con el Fondo de Ahorros de los empleados y tratar a los jubilados como basura.

19. Descapitalizar la empresa, disminuyendo el nivel de mantenimiento que ha llevado a desastres como el de la refinería de Amuay y los derrames petroleros en Oriente y en el Lago de Maracaibo, afectando gravemente la salud de los venezolanos. Y encima de estos desastres, tratar de culpar a otros de tu ineptitud y corrupción.

Deberías renunciar, chico, y no abrir la boca nunca más en Venezuela. Deja de tratar de enlodar la reputación de gente que construyó buena parte de lo que tu has destruído. Tu prontuario crece todos los días y algun día deberás enfrentar la justicia.

Gustavo Coronel

Comments are closed.