Fuga de capitales: Sello revolucionario

(Foto archivo EFE)

El control de cambio vigente en Venezuela desde 2003 no frenó el éxodo de moneda extranjera. Durante la era del chavismo salieron del país miles de millones de recursos en divisas, publica La Verdad.

Por Daniela García / Maracaibo / dgarcia@laverda[email protected]

Miles de millones de recursos en divisas salieron de Venezuela por la puerta trasera durante lo que se conoce como la era del chavismo. La fuga de capitales alcanzó los 177,5 millardos de dólares en los últimos 14 años.

La moneda extranjera, producto de la exportación petrolera, abandona el país a pesar de las rígidas restricciones cambiarias implementadas por el llamado Gobierno bolivariano.

En febrero del año 2003 el entonces presidente Hugo Chávez instauró un férreo control de cambio para tratar de frenar la salida de los dólares, pero la medida no logró los objetivos.

Entre 1999 y 2002 se escaparon 28 mil 600 millones de dólares de la nación, cifra que llevó al Gobierno a prohibir la libre compra y venta de divisas.

Pero tras la implementación de la restricción cambiaria, entre 2003 y 2012, la fuga de capitales alcanzó un monto de 148 mil 933 millones de dólares.

Un informe de la firma Barclays Capital de este año indica que durante 2003, el sistema consiguió que la huida de moneda extranjera cayera a un tercio de lo que había sido en 2002.

El estudio de la banca de inversión agrega que meses después de su implementación, el efecto del control de cambio se desvaneció, al punto que del país salió un promedio de 20 mil millones de dólares por año.

La firma calcula que en los 10 años de regulaciones se extrajo de la nación el equivalente a 27 por ciento de los ingresos obtenidos por concepto de exportaciones petroleras en ese período.

Por desconfianza

Jesús Casique, director de Capital Market Finance, considera que en un entorno de desconfianza, personas naturales y jurídicas buscan preservar su patrimonio en una moneda dura.

Para el analista, la constante depreciación de la moneda, producto de una creciente inflación, lleva a ciudadanos y empresas a tratar de resguardar sus recursos en divisas.

“El control de cambio representó un fracaso total, la fuga de capitales se mantiene, los recursos de venezolanos en el exterior se incrementaron en los últimos años porque no hay confianza en Venezuela”.

La salida permanente de la moneda extranjera, por la fuga de activos y las importaciones, mantienen diezmadas las reservas internacionales de la nación.

El último informe del Banco Central de Venezuela, correspondiente a mayo, precisa que las reservas operativas -disponibles de inmediato- se encuentran apenas en mil 742 millones de dólares.

Las vías

Tres vías facilitaron la salida de divisas. Casique indica que una de ellas fueron las emisiones de bonos realizados por la República y Petróleos de Venezuela, que ascendieron a 60 millardos de dólares.

Otro mecanismo fueron las transacciones en el mercado de valores, que fue eliminado en 2010. A través de la compra de bonos las casas de bolsa y sociedades de corretaje liquidaron títulos valores a un tipo de cambio oficial.

La fuga de capitales se produjo también mediante la sobrefacturación que hicieron algunas empresas importadoras a través de la Comisión de Administración de Divisas (Cadivi) y el Sistema de Transacciones con Títulos en Moneda Extrajera (Sitme, eliminado este año), según un informe de Ecoanalítica.

Pese a la ausencia de resultados, “no se puede levantar el control de cambio, pues de hacerlo el país se quedaría sin reservas internacionales, debido a la falta de confianza”, explica Casique.

Para el analista, la única salida viable para frenar el éxodo de divisas es la revisión gradual del tipo de cambio, para acabar con la sobrevaluación de la moneda que existe en Venezuela.

Entre los primeros

Un informe de la organización Tax Justice Network (TJN), una red de expertos que lucha por mayor justicia tributaria, indica que Venezuela es uno de los países con mayor fuga de capitales en el mundo.

“Venezuela tiene altos niveles de activos externos no declarados, al igual que otros exportadores de petróleo, porque es un negocio con enormes volúmenes y en el que normalmente hay corrupción”, asegura Jorge Gaggero, investigador de TJN.

De acuerdo con un estudio de la organización, de la nación se fugaron unos 405,8 millardos de dólares en los últimos 40 años, según reseña una publicación de El País.

Del total de divisas que se extrajeron del país en las últimas cuatro décadas, 43 por ciento fueron sacadas durante el gobierno de Hugo Chávez.

Inflación galopante

Nicolás Maduro, presidente de la República. “Venezuela tiene un problema con la inflación, que es producto de un sobrecaliento del consumo, pero eso lo vamos a corregir”.

Nelson Merentes, ministro de Economía y Finanzas. “La dificultad de la economía venezolana es la inflación. Se tiene que acoplar para llegar a un dígito”.

Luis Oliveros, profesor de la Unimet. “Este año la inflación cerrará cerca de 40 por ciento, cuidado si no llega a 50 por ciento si se aplica una nueva devaluación”.

Jesús Casique, profesor de la UCV. “Este año Venezuela cerrará con la inflación más alta no solo del continente, sino del mundo, cerca de 40 por ciento”.

José Guerra, exdirector del BCV. “La inflación en Venezuela podría cerrar en 40 por ciento este año, sobre todo porque viene otra devaluación de la moneda”.

Resumen económico

105 por ciento aumentará este año la importación de electricidad desde Colombia

El dato: Para este mes se espera la reapertura del Sicad, con modificaciones que permitirían el acceso a divisas a personas naturales, así como a pequeñas y medianas empresas.

La caída: Las importaciones de Venezuela cayeron 13 por ciento durante el primer cuatrimestre del año, como consecuencia de la escasez de divisas.

El desaparecido: La mantequilla en cualquiera de sus presentaciones permanece ausente de los anaqueles de supermercados privados y mercados populares.

Golpe en el bolsillo: Solo cinco por ciento de los trabajadores tienen acceso a la canasta básica de bienes y servicios, que tiene un precio de 11 mil 131 bolívares.