Prohíben abrir “sex shops” cerca de las guarderías

Una sentencia del Tribunal Constitucional de Corea del Sur ratificó hoy la prohibición de abrir “sex shops” cerca de guarderías al considerar que “aumentan las posibilidades de delitos sexuales contra niños”.

Los “sex shops” surcoreanos no deben estar a menos de 200 metros de un jardín de infancia porque “pueden provocar una curiosidad sexual anormal no solo a adolescentes sino también a adultos y esto puede aumentar las posibilidades de delitos sexuales contra los niños”, falló el Tribunal, cuya sentencia divulgó la agencia local Yonhap.

El fallo, que los miembros del Constitucional aprobaron por unanimidad, desestimó un recurso presentado por dos propietarios de tiendas de productos eróticos a quienes impusieron sanciones económicas y de cárcel tras cerrar sus negocios por estar ubicados en los alrededores de guarderías.

Tras la primera sentencia en su contra, los propietarios de los establecimientos se defendieron bajo el argumento de que el cierre viola su libertad de ocupación, reconocida en la Carta Magna surcoreana.

Sin embargo, el Constitucional de Corea del Sur alegó que la decisión “no se extiende al punto de limitar los derechos básicos” de los sancionados.

Para apoyar este argumento alegó que el cierre de las tiendas de productos eróticos “realiza una considerable aportación al interés público al crear un ambiente educativo seguro y garantizar unos hábitos y un desarrollo de la personalidad saludable de los jóvenes”.

En Corea del Sur los contenidos pornográficos están rigurosamente vetados tanto en los medios de comunicación e internet como en el espacio público en general. EFE