Dolor de espalda: cómo prevenirlo y aliviarlo

Foto Archivo

Muchas mujeres sufren problemas de dolor de espalda. Una molestia que resulta difícil de sobrellevar en el día a día. Por ello, es importante acudir al especialista para poder obtener un diagnóstico concreto. De hecho, cuanto antes se pone remedio, más fácil es evitar que el problema vaya a más.

Además, en ocasiones, este dolor también puede ser consecuencia del estrés laboral acumulado ya que las emociones se somatizan. Por otra parte, las mujeres embarazadas también pueden sufrirmolestias en la espalda en la recta final de su embarazo como consecuencia del aumento de peso. Por supuesto, también es posible sufrir dolor al tener algún tipo de desviación en la columna. Pero, ¿cuáles son los remedios más eficaces para poner fin al dolor de espalda?

 

Maite Nicuesa/ Diario Femenino

 

Dolor de espalda: consejos para prevenirlo y remediarlo

1. Sin duda, uno de los mejores antídotos para prevenir el dolor de espalda es realizar ejercicio físico de una forma regular y tener unos hábitos de vida activa. Dentro de los diferentes deportes, existe uno que es especialmente recomendable: la natación. Por ello, puedes ir a nadar unas horas a la semana incluso en invierno.

2. Muchas chicas son adictas a los tacones y a los zapatos altos. Sin embargo, para prevenir el dolor de espalda, sin duda, merece la pena apostar por la comodidad de un calzado de calidad que no te haga sufrir. Para ello, es mejor que te compres unos zapatos con poco tacón para ir a la oficina. Hoy día, existen diseños actuales que te permiten ir a la moda sin renunciar a tu bienestar, pero ten en cuenta que tampoco es recomendable caminar diariamente con zapato plano.

3. El tipo de colchón en el que duermes tiene una influencia directa sobre tu estado físico. Por ello, es hora de renovar tu colchón para apostar por uno que sea firme. Por otra parte, la postura más aconsejable para dormir es de medio lado y con una almohada que no sea muy alta. Para finalizar, en relación con los hábitos de descanso, cuando a primera hora de la mañana suene el despertador, intenta levantarte de la cama suavemente. Es decir, evita cualquier tipo de movimiento brusco.

4. El dolor de espalda también puede estar causado por una mala postura corporal en el trabajo. Especialmente, en el caso de aquellas personas que pasan horas interminables frente al ordenador. En ese caso, siéntate en la silla con la espalda recta. Y ten en cuenta que la silla también debe de ser de una altura proporcional a la mesa. Por ello, en caso de que estés incómoda, soluciónalo cuanto antes.

5. Conviene recibir asistencia médica, en caso de sentir un dolor repentino en la espalda sin una causa que sea aparente. Existen algunos medicamentos que tienen la capacidad de aliviar dichas molestias.