Enfermeras arden de rabia

Los cargos fijos quedaron engavetados. El sueldo desapareció desde diciembre, y el trabajo diario igual se duplicó. Las enfermeras del Hospital General del Sur (HGS) acumulan siete meses de incertidumbre laboral mientras la Secretaria Regional de Salud incumple sus promesas.

Para final del mes pasado, según lo pautado con el despacho regional en una conversación, los profesionales recibirían en sus cuentas el primer pago salarial del año, pero no sucedió.

Cansados de tocar la puerta sin entrar protestaron ayer, desde las 7.00 de la mañana, por su sueldo en medio de la Circunvalación 1. Con cauchos, troncos y una cadena humana generaron un colapso de la circulación sentido sur- norte para demandar su derecho.

La manifestación contradijo a Tania Mesa, secretaria Regional de Salud, el pasado miércoles en una reunión que sostuvo con los directores de todos los hospitales en donde aseguró que ya ingresaron tres mil 373 personas – mil 600 a través de cooperativas-  con garantía de sus beneficios contractuales. No mencionó que todavía restan al menos 600 trabajadores del HGS entre enfermeras, asistentes, nutricionistas, camilleros y cocineros sin los cargos fijos prometidos.

Más información en el diario La Verdad.