La sonrisa que un ataque con ácido no pudo borrar (Fotos)

La primera vez que se subió en un avión fue en 2011. Lo hizo rumbo a Medellín, en donde le practicaron una cirugía reconstructiva en su rostro. Viajó emocionada. Se le nota en la sonrisa cada vez que lo recuerda. Pero no pudo ver las nubes, ni el sol sobre las montañas. La sensación del vuelo la hizo olvidar el momento en el que le lanzaron ácido que le dejó cicatrices sobre todo su rostro, brazos y pecho.

Nubia Patricia Carreño iba a que le practicaran una de las 26 cirugías que ha recibido en dos años y medio para la reconstrucción de su piel y de la cavidad derecha del ojo, el cual perdió por completo. El viaje fue posible gracias a las donaciones de personas que han conocido el caso.

Cuando regresó de Medellín a su casa, en Girón (Santander), solo pensaba en cómo iba a reunir el dinero para el almuerzo de sus cinco hijos (cuatro de ellos menores de edad) para los próximos días, los 400 mil pesos del arriendo y lo de los pasajes para ir al hospital y pedir una cita más en el médico.

Más información en El Tiempo de Colombia.

Fotos cortesía El Tiempo