En Margarita aún no se le ve la cara al pulpo grande

A  pesar de la gran expectativa y cantidad de permisos solicitados para la captura del pulpo, tras levantarse la veda el pasado primero de julio, “aún no se la visto la cara al pulpo grande”, coinciden pescadores y caveros consultados. Señalan que los botes regresan a tierra con apenas 10 o 20 kilos de pulpo, predominando ejemplares de apenas 400 a 600 gramos. elsoldemargarita.com.ve / Yanet Escalona

En Valdés y La Caranta de Pampatar el panorama es sombrío, con respecto al inicio de la temporada. “No se le ha visto la cara a un pulpo de kilo y medio”, dijo uno de los caveros, quien comentó que mientras hace dos años recibía hasta tres mil kilos semanales, en cambio esta vez ha reunido a duras penas 400 kilos “y eso no es nada”.

Sin identificarse por temor a represalias, criticó que mientras se cobra para entregar los permisos, el Insopesca no es vigilante de chequear a quienes no los tramitan. Tampoco la autoridad de pesca ha ejercido control en el nocivo arte de “potes” que impactan negativamente en la captura y el ecosistema.

Valdés sin pulpo

En Valdés se recoge la misma inquietud. “Está claro que como está ocurriendo estos últimos años, la cosecha arranca mala. Todo el mundo sabe que el pulpo ya migró, debido a que se levantó la veda el primero de julio, cuando debió haberse permitido la pesca en mayo. Eso obedece a la bendita veda que están aplicando”. Comentó que solamente hacia La Guardia y Punta de Piedras al parecer se asoma algo de capturas, “pero esa pesca no aguantará mucho”, pronostica, por la migración del molusco.

Corre la voz

Como quiera que “se corre la voz” de que la temporada se inicia tardía y que aún los pescadores “no consiguen el pulpo”, algunos optan por no lanzarse a esa aventura. Esperan que mejore la situación.

Orangel Antón, dirigente de La Isleta, dijo que ese es el caso de los pescadores de esta comunidad, quienes durante estos días prefirieron aprovechar la zafra de carachana blanca y “pintá”, a razón de 15 mil kilos semanales.

“Aquí estamos esperando que la temporada de pulpo arranque fuerte. Mientras tanto, continuamos con la carachana. Fíjate que por aquí han pasado los compañeros de Los Cocos, quienes regresan de Cubagua apenas con 10 o 15 kilos de pulpo por bote y eso no estimula a nadie”.

En cuanto a la sardina, en La Isleta “también brilla por su ausencia”, dijo Orangel Antón.