JVR: Aviones comprados para atentar contra Venezuela están en base militar colombiana

Foto Archivo

Cinco aviones de guerra, de un lote de 18, comprados por empresarios prófugos de la justicia venezolana que financian las acciones golpistas de la derecha están resguardados en una base militar colombiana controlada por Estados Unidos.

Así lo denunció este domingo el periodista venezolano José Vicente Rangel este domingo en su programa José Vicente Hoy, transmitido por Televen.

AVN

“Todo indica que en jurisdicción del comando aéreo de combate número 3 que abarca el Caribe colombiano, cuya frontera oriental es Venezuela, están aviones que algún momento dado serían utilizados en operaciones de carácter bélico”, detalló Rangel tras informar que por ahora serían cinco del lote de 18 aeronaves adquiridas meses atrás en San Antonio Texas.

Al ofrecer nuevos detalles sobre esta compra recordó que los empresarios prófugos están vinculados a la empresa petrolera Pacific Rubiales y son miembros de la asociación civil Gente del petróleo, conformada por ex funcionarios de la alta gerencia de Pdvsa responsables del sabotaje petrolero en 2002 y 2003.

Pacific Rubiales Energy Corporation, es una compañía petrolera canadiense con sede en Toronto, que tiene oficinas en Bogotá, Colombia.

El 27 de junio se habrían reunido en San Antonio, Texas, (EEUU) un grupo de empresarios y ejecutivos vinculados con el sector petrolero (Gente del petróleo) y empresarios de la industria bélica, para firmar un contrato por la compra de 18 aviones de guerra.

“El contrato se firmó por un paquete, lo cual abarata aún más el costo, y se fijaron entregas escalonadas, y no sería de la totalidad del paquete sino de determinado número de unidades a ubicar en bases militares. Siete en total, que mantiene Estados Unidos en territorio colombiano”, detalló José Vicente Rangel.

En la reunión se ofrecieron la coordenadas a una base militar: P 11 grados, 25 minutos, 31 segundos (P11°25’31”) y M 72 grados, 7 minutos, 46 segundos (M72°, 7′, 46”).

Al ser revisados estos datos se concluye que se trata del comando aéreo de combate número 3 Mayor General Alberto Paules, ubicado en la localidad de Malambo, en el departamento del Atlántico, cerca de Barranquilla, y que cuenta con la presencia de efectivos militares estadounidenses.
Rangel recordó que el 30 de octubre de 2009 los gobiernos de Álvaro Uribe y Barack Obama suscribieron un convenio para desarrollar la capacidad operativa del Plan Colombia con la instalación de siete bases militares estadounidenses en territorio colombiano.

Dicho acuerdo comprende la presencia de efectivos militares y de inteligencia en las bases aéreas Germán Olano Moreno, Palanquero; Alberto Pawells Rodríguez, Malambo; y Luis Fernando Gómez Niño, Apíay.
También en el Fuerte Militar de Tolemaida, Nilo; el Fuerte Militar Larandia, Florencia; la Base Naval ARC Bolívar en Cartagena; y la Base Naval ARC Málaga en Bahía Málaga.
Indicó que además de la presencia norteamericana en las siete bases mencionadas, también se encuentran en las bases militares de Tres Esquinas, Leguitamo y Leticia.
El referido acuerdo establece un contingente de 800 efectivos militares para el Comando Sur, y 600 funcionarios civiles estadounidenes como contratistas y agentes de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), de la Oficina Federal de Investigación (FBI), de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) y de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA).
Al analizar la información Rangel reflexionó: “¿Se prepara una agresión armada debidamente camuflada con la participación de mercenarios?”.