Modern family, padres del mismo sexo

Foto: Archivo

Un reciente estudio asegura que los hijos de parejas homosexuales no tienen desventajas frente a los que crecen en hogares heterosexuales. ¿Es bueno tener papás gay o la familia tradicional es imbatible? Algunas posiciones agudizan el debate.

“No hay evidencia” que apoye la especulación de que los niños criados por padres del mismo sexo tienen un peor desempeño en distintas áreas de la vida. Esa es la conclusión de un nuevo reporte del Centro de Investigación Familiar de la Universidad de Cambridge, según el cual las parejas homosexuales están tan capacitados para la paternidad como las heterosexuales. Los resultados arrojan que no habría diferencias significativas entre los hijos de unos y otros. Sin embargo, pocos expertos le apuestan a esa “igualdad”.

En el 2010, una investigación publicada en Pediatrics explicó que, en efecto, las distinciones existen, y favorecen a quienes tienen dos mamás o dos papás. Planteaba que los niños de estas uniones tienen menos problemas de comportamiento, una mayor seguridad y mejores resultados académicos.

El boom de series que tratan el fenómeno como Modern Family y The New Normal, y la paternidad de celebridades homosexuales como Elton John y Ricky Martin, parecían apoyar esta teoría hasta que, el año pasado, un análisis habría demostrado lo contrario: nuevamente se estableció que sí había diferencias “y no solo en el sentido de que estos niños son únicos”, escribió en la revista Slate Mark Regnerus, sociólogo autor del estudio que vuelve a actualizar la supremacía del modelo familiar tradicional, debido a que ofrecería mayor estabilidad: “En 25 de 40 puntos evaluados, los hijos de mujeres que habían tenido relaciones con personas del mismo sexo presentaron resultados negativos” en su vida económica, sentimental y profesional. ¿Quiénes tienen la razón?

Con información de fucsia.co