Monseñor Padrón reitera que el país está inmerso en la conflictividad y llama al diálogo

Monseñor Diego Padrón, Arzobispo de Cumaná y Presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana, durante la apertura de la Centésima Asamblea Plenaria Ordinaria, expresó que el país está inmerso en la conflictividad, y ciertas instituciones no dan signos de institucionalidad.   Agregó que “las universidades autónomas están cerradas, los estudiantes fuera de las aulas. Las empresas con muchas dificultades; los obreros, con múltiples reclamos. Pareciera que los partidos políticos, están como la mujer de Lot mirando hacia atrás (Gn. 19,23). Ciertas instituciones no dan signos de institucionalidad. ¡El panorama no es nada alentador!”

Monseñor Padrón dijo en su discurso que “la Conferencia Episcopal ha tenido y tiene hoy clara conciencia de la conveniencia para la paz nacional de mantener abiertos los canales de comunicación y diálogo franco  con cualquier gobierno. Pero, al mismo tiempo, entiende que diálogo no significa siempre coincidencia sino ante todo escucha y apertura; que la crítica bien intencionada y constructiva no es una amenaza que rompa el diálogo; que la Conferencia Episcopal y la Iglesia misma no renuncian ni podrían moralmente renunciar a una visión, interpretación y postura  críticas de la realidad, pues ellas son elementos constitutivos  de su vocación  y misión proféticas en todo tiempo”.

Por lo tanto sienten y experimentan “la carestía de la vida, la escasez  alimentaria, la delincuencia e inseguridad sin límites, las deficiencias en el sistema público de salud, las contradicciones en las medidas económicas, la violencia del discurso político, los escándalos de la corrupción, el miedo a que la verdad se conozca, el sufrimiento de los que están privados de libertad, en particular de los que están enfermos, las consecuencias negativas para la salud de los que hacen huelgas de hambre o ayunos prolongados y continuos, la desesperanza  de los que no ven soluciones definitivas a los más grandes problemas”.

Aclaró que la Conferencia no se identifica ni con el gobierno de turno ni con la oposición política del momento. “En muchos aspectos puede coincidir con los programas del gobierno y con las propuestas democráticas y legales de la oposición”.

Para la Conferencia  Episcopal lo más importante, lo más urgente y lo más beneficioso para el país es que gobierno y oposición se reconozcan, se sienten en una mesa de diálogo  y construyan nuevos caminos por donde transiten la justicia, la reconciliación y la recuperación del país.

Palabras de Mons. Diego Padrón en la Centésima Asamblea by La Patilla

Salutacion a La CEV Nuncio Apostolico 07julio2013 by La Patilla