“El único y verdadero estafador en materia de viviendas es el gobierno”

(Foto Nota de Prensa)

El Secretario General de Un Nuevo Tiempo, diputado Alfonso Marquina en compañía de Miguel Méndez Rodulfo, miembro de la comisión de vivienda de la Mesa de Unidad Democrática, aseguró que el verdadero estafador en materia de viviendas es el gobierno nacional, que ha utilizado la problemática con fines electorales.

Marquina realizó un análisis donde demostró la incapacidad que ha mantenido la autoridad de Venezuela desde 1999, respecto a la planificación y construcción óptima de “viviendas dignas” pese a que ha sido el mejor período en ingresos petroleros, el déficit habitacional oscila en 144 mil 474 viviendas aproximadamente, más allá de la creación de planes como la Gran Misión Vivienda, a la que se le ha inyectado altas cifras de dinero con resultados que no se han visto reflejados en el país.

El también diputado a la Asamblea Nacional resaltó que “el actual promedio en construcción es de apenas 1,5 por cada mil habitantes y ese descenso ocurre con la bonanza petrolera más grande del país, cuando el gobierno se inició el barril de petróleo venezolano se encontraba a 16,04 dólares, mientras que hoy alcanza los 103,46 dólares. Hecho que pone en evidencia la gran estafa orquestada por el gobierno, ya que para la primera década del período democrático se hicieron 2,8 viviendas por cada mil habitantes, cuando el barril de petróleo estaba apenas en 1,99 dólares”.

En el mismo orden de ideas, el dirigente nacional de la tolda azul aseveró que “la recuperación en la construcción de viviendas a partir de 2008 se debió al trabajo del sector privado pero, a partir de 2011, se le dio un zarpazo al sector privado con diversas leyes y estatizaciones de empresas de construcción, generando retraso en el sector que en realidad ofrecía respuestas en construcción de viviendas”.

Marquina enfatizó que “los anuncios que voceros del gobierno hacen respecto a las viviendas tienen fines electorales, la construcción de apenas 15 mil viviendas, de las más de 159 mil que se necesitan solo Caracas, se encuentra abandonada, con obras paradas, cosa que no pueden negar porque existen pruebas de ello. Por eso es que desde Un Nuevo Tiempo hacemos un llamado para que se deje de politizar el problema de la vivienda, se aboquen a resolverlo y cumplirle a la gente de forma óptima, con buenos materiales, no como lo están haciendo, donde las pocas casas que han entregado reflejan la utilización de recursos y equipos de tercera calidad, paredes huecas, entre muchas fallas”.

Alfonso Marquina exigió que el gobierno debe cumplir las normas de desarrollo urbano y de vivienda, debe estimular la autoconstrucción con estudios técnicos, contribuir al desarrollo del mercado de arrendamientos, eliminar la Ley de Alquileres que acabó con el mercado en el área, al igual que la Ley de Refugios, “hasta cuándo hay refugiados. En este sentido nos preguntamos dónde están los apartamentos, no se entregaron o se los entregaron a sus seguidores”.

Por último, Alfonso Marquina exigió al gobierno nacional que elimine la Ley de Estafa Inmobiliaria y se aboque a cumplir las promesas que hizo a familias durante las campañas electorales, “así se lograría ubicar a centenares de familias que continúan en albergues y sitios no aptos para vivir”.