Gobierno critica la cacería pero exhibe los animales incautados a Zuloaga

El diario gubernamental Ciudad Caracas lo reseña como “Museo de Ciencias exhibe más de 100 animales disecados incautados a Guillermo Zuloaga” sin embargo hay un asunto ético interesante con respecto a la cacería, la disección y la exhibición de animales muertos, que el reportaje del Diario Ciudad Caracas deja en dudas.

Sin contar que los trofeos de cacería habían sido “expropiados” de su dueño durante un procedimiento de otra índole, ahora las piezas son expuestas al público;  entonces nos preguntamos, ¿Ha hecho bien el gobierno al exhibir trofeos de cacería robados en el Museo de Ciencias?. No hay que ser un conservacionista de National Geographic para saber que algo esta mal en esta exposición.

Al parecer el “trofeo de cacería simbólico” de esta exposición es el mismísimo Zuloaga, cosa que sólo demostraría los oscuros motivos del actual gobierno.

Así informa el diario madurista sobre la noticia:

¿Es actitud de un ser humano consciente coleccionar los llamados trofeos de caza y cercenar la vida de animales indefensos? Éstas serían buenas preguntas para el empresario y expresidente de Globovisión Guillermo Zuloaga Núñez, pues, en 2009, en un allanamiento del Ministerio Público a su vivienda, se encontraron 145 piezas zoológicas disecadas de 35 especies, provenientes de varias partes del mundo, además del almacenamiento irregular de 24 vehículos.

Tras ese descubrimiento se abrieron varias investigaciones. Una de ellas está vinculada con delitos ambientales, debido a la presencia de estos cadáveres de animales de la fauna silvestre en la quinta La Cerradura, ubicada en Los Chorrros, Caracas. La investigación se abrió a solicitud de la Comisión Permanente de Ambiente, Recursos Naturales y Ordenación Territorial de la Asamblea Nacional, que pidió determinar si la posesión de los animales cumple con el reglamento de la materia.

En tal sentido fueron comisionadas la fiscal 5° nacional ambiental, Dalila Puglia, y las 2° y 3° nacionales auxiliares ambientales, Rosa Chirico y Vanessa Silva, respectivamente, quienes trabajan junto al Ministerio del Poder Popular para el Ambiente.

La comunicación de la denuncia expresa que “con base en los criterios establecidos en la Ley de Protección de la Fauna Silvestre, la Ley Penal del Ambiente y la Ley de Gestión de Diversidad Biológica, además de los controles de Sanidad Ambiental en la importación de cadáveres de fauna, esta Comisión Permanente de Ambiente, Recursos Naturales y Ordenación Territorial, solicita que se inicie una investigación”.

En la actualidad, las investigaciones continúan y Zuloaga, quien huyó del país, es solicitado por la justicia venezolana para que responda por esta situación.

En este sentido, la directora del Museo de Ciencias, Morella Barreto, dijo que el empresario tiene que explicar “la procedencia de estos ejemplares, cómo los introdujo a Venezuela y si fueron cazadas por él mismo, porque eso está prohibido en legislación venezolana”.

“Estamos hablando de fauna exótica, eso quiere decir que ninguna de esas especies se dan en el hábitat venezolano. Pertenecen a otras regiones del planeta como África, Norteamérica, Estados Unidos y Canadá”, manifestó Barreto.