Propondrán derogar Ley contra Ilícitos Cambiarios

(Foto archivo EFE)

El Gabinete Económico propondrá a la Asamblea Nacional la derogatoria de la Ley contra Ilícitos Cambiarios en los próximos días, por considerar que la legislación incentiva las distorsiones que existen en el mercado cambiario, informó una fuente gubernamental cercana al Banco Central de Venezuela.

Blanca Vera Azaf/ El Nacional

La idea es atenuar los inconvenientes que se han creado en la economía con el aumento de la brecha entre el tipo de cambio oficial y la cotización del dólar paralelo desde que la ley entró en vigencia. Su eliminación permitiría las operaciones de compra y venta de divisas a través de un mercado secundario en efectivo o en bonos. No obstante, no implicaría un levantamiento del control sino su flexibilización.

Técnicos de Petróleos de Venezuela, el BCV y el Ministerio de Finanzas han insistido desde hace un tiempo en la necesidad de abrir otro mecanismo –además del Sicad– que oxigene el mercado legal de divisas, ante la imposibilidad del Gobierno de ser el único oferente de dólares debido a la caída de los ingresos por exportación petrolera.

Hace algunas semanas el diputado Elvis Amoroso, del PSUV, informó sobre la posibilidad de introducir una reforma de la ley. Sin embargo, el texto legal nunca fue consignado.

Una derogatoria –en cambio- dejaría sin lugar la aplicación de la ley, que fue utilizada para prohibir las transacciones con títulos valores a través de intermediarios como las casas de bolsa y sociedades de corretaje en operaciones de permuta bolívar-dólar que fueron permitidas hasta el año 2010.

Dos al mes

Las subastas del Sicad, Sistema Complementario de Divisas, se realizarán dos veces al mes y serán anunciadas entre tres y cuatro días antes para que las empresas y personas naturales tengan tiempo suficiente de presentar sus posturas ante los operadores financieros, informó el ministro de Finanzas, Nelson Gerentes, en un programa de televisión en el que explicó que a cada sector de la economía se le va a asignar un monto de dólares específico para que la oferta satisfaga a todos por igual.