Lo agarraron con la gasolina y la GNB lo obligó a bebérsela, afirma tía del joven muerto en Táchira

Publicado en: Destacados, Sucesos

Mireya Julio, tía de Reny Adolfo Suárez Julio, el joven “pimpinero” que murió en Orope. (Foto: Carlos Eduardo Ramírez) / LaNación

“Los rumores que se corren es que al momento de ser sorprendidos, según un testigo, un adolescente que andaba con él, dos soldados del Ejército lo agarraron, lo maltrataron con una manguera y lo obligaron a tomar el combustible. No es como dijeron los militares, que se cayó y que tomó la gasolina accidentalmente”, reseña La Nación.

Las declaraciones corresponden a Mireya Julio, tía de Reny Adolfo Suárez Julio, el joven “pimpinero” que este martes murió en Orope, a causa de quemaduras de tercer grado y supuesta ingestión de gasolina, durante un procedimiento practicado por efectivos del Ejército, adscritos al Batallón 251º de Infantería Mecanizada, destacados en el Fuerte Morotuto.

Mireya Julio pidió justicia, que investiguen y aclaren lo sucedido, pues la versión que dieron a conocer los militares en torno a lo ocurrido con su pariente, “no corresponde con la realidad”.

“Eso es falso. Ellos dijeron que Reny tropezó, cayó y encima le cayeron unas pipas de gasolina. Si hubiera ocurrido así, cómo explican que haya ingerido el combustible. Además, de ser así, por qué el pueblo protestó y sigue protestando de esta manera, que lo hacen desde el mismo martes”, se preguntó.

Para ella, la culpa es de la comisión del Ejército de Morotuto que hizo el procedimiento. A ellos los responsabilizó. “Eso fue un mal procedimiento. Son brutos. Esa es la versión que nos dio el adolescente que acompañaba a mi sobrino, y al cual detuvieron, lo llevaron a Morotuto y en la noche lo soltaron”, añadió.

“Exigimos justicia y que no quede impune la muerte de mi sobrino. Si era un ‘pimpinero’, lo aceptamos, y al momento que llegó la comisión estaba descargando una pimpina de gasolina. Él no era el único que sobrevivía en Orope de esa manera, porque el mismo Gobierno se encarga de esta corrupción; pero, aun así, no era la manera de tratarlo. Deténganlo, métanlo preso, pero no lo vayan a maltratar como lo hicieron. También hubo el rumor de otro muchacho que falleció por la misma causa, pero en Coloncito, a donde lo llevaron de emergencia. Pero no sabemos más detalles”, dijo.

Lea la entrevista completa en La Nación.

Comments are closed.