Amnistía Internacional: Snowden tiene razones para temer un trato cruel en EEUU

(Foto Reuters)

La extradición del exanalista de CIA Edward Snowden a Estados Unidos, donde es reclamado por varios delitos relacionados con el espionaje, es intolerable, declaró hoy el jefe de Amnistía Internacional (AI) en Rusia, Serguéi Nikitin.
“Ningún Estado tiene el derecho de entregar a una persona a otro país donde existe la amenaza de un trato cruel. Estados Unidos, en nuestra opinión, es uno de esos países, donde la amenaza de un trato cruel, cercano a la tortura, es real”, dijo Nikitin horas antes de acudir a la cita que ha convocado Snowden con él y otros activistas de los derechos humanos.

El informático estadounidense que destapó una trama de espionaje masivo de las comunicaciones telefónicas y de internet se reunirá hoy, a las 13.00 GMT, con representantes de las ONG internacionales y también con destacados abogados en la terminal de tránsito del aeropuerto moscovita, donde permanece desde hace 19 días.

El fugitivo, atrapado en Moscú al no tener un pasaporte en vigor y bajo la amenaza de ser detenido en cualquier parte del mundo por la campaña de persecución contra su persona instigada por Washington, tiene intención de hacer una declaración y revelar sus siguientes pasos.

“No hay que olvidarse que las autoridades estadounidenses ya han calificado a Snowden de traidor, y ya se han formado una opinión inequívoca respecto a él antes de que se haya tomado decisión alguna de los tribunales”, subrayó el jefe de filial rusa de AI.

Nikitin reiteró que el joven informático, extécnico de la Agencia de Seguridad Nacional estadounidense, “no puede ser extraditado esté en el país que esté mientras se está estudiando su solicitud de asilo”.

A su vez, la ONG Human Rights Watch (HRW), que también ha sido invitada a participar en la reunión de hoy, pidió a los países que han recibido petición de asilo de Snowden que estudien la solicitud del fugitivo.

“Recomendamos a los Estados a los que se ha dirigido Snowden para pedir refugio que estudien objetiva y minuciosamente su petición para tomar una decisión justa. Creemos que tiene motivos para temer un trato cruel y denigrante si acaba en territorio de EEUU y es detenido”, advirtió la vicedirectora de la filial rusa de HRW, Tatiana Lokshina.

También se desplazará al encuentro con Snowden el Defensor del Pueblo ruso, Vladímir Lukin, que ha mantenido hasta ahora serias dudas sobre la conveniencia de que Rusia conceda asilo político al ex de la CIA.

Horas antes de acudir a la reunión con el fugitivo, Lukin hizo suya la condición que le puso a Snowden para quedarse en el país el presidente ruso, Vladímir Putin, que señaló que el informático debería cesar su actividad contra los intereses de EEUU.

“Quiero escuchar lo que dice. Una cosa es que siga con su actividad actual. Y otra es que pida asilo teniendo en cuenta que no puede perjudicar los intereses de otros países. Todo depende de su postura”, dijo Lukin al ser preguntado por la posibilidad de que vuelva a pedir asilo en Rusia.

Mientras, el ministro de Justicia ruso, Alexandr Konoválov, se adelantó a cualquier duda legal que pueda surgir sobre el encuentro entre el fugitivo y los activistas, y aseguró que no ve ninguna violación del derecho internacional en la cita, a pesar de que tendrá lugar en territorio internacional.

“Me parece que en el mismo hecho de la reunión no hay ninguna falta ni a las leyes rusas ni a las convenciones internacionales. ¿Dónde está la falta? A la gente se le permite entrar en esa zona (de tránsito del aeropuerto) y a él se le permite estar allí”, precisó el ministro de Justicia.EFE

aep/ig