Aveledo: Venezuela demanda una Fuerza Armada de carácter no partidista

Publicado en: Destacados, Nacionales

(Foto Afp)

“Los ascensos son un momento estelar para la familia militar. Ascender es un motivo de satisfacción para el profesional que lo logra, su familia, y para la FAN. Ascender significa que se cumple con los méritos para obtenerlo, pero también significa reafirmar el compromiso con los valores profesionales de la carrera militar. Los ascensos deben otorgarse de acuerdo al mérito del profesional militar en todos los grados. Que sea el resultado del esfuerzo y la trayectoria dentro de la institución”, así lo expreso el secretario ejecutivo de la Unidad, Ramón Guillermo Aveledo

Desde la Unidad, envió su  reconocimiento a quienes fueron reconocidos y la invitación a que el grado superior signifique afirmar el compromiso con los artículos 328 y 330 de la Constitución. “El mérito, sin apego a las leyes, no es honor militar. Nuestro llamado es a avalar la Constitución como indicador por excelencia del mérito y del honor militar. Reiteramos al país y a la FAN nuestro compromiso expresado el día 29 de abril de 2013 en nuestro documento Esta lucha es de todos y por todos, de lograr una FAN ajustada a los artículos 328 y 330 de la Constitución”, dijo.

Al nuevo Alto Mando Militar, le deseó  éxitos en el cumplimiento de su misión, que debe ser  un cambio en la relación del mundo militar con la sociedad, en términos de que la FAN es de todos los venezolanos y venezolanas, no de una organización política.

“Venezuela aprecia a su Fuerza Armada, pero demanda de ella un carácter no partidista, no ligada a un grupo o persona. Los actos militares recientes no muestran ese cambio. Se mantiene el discurso proselitista de oficiales activos, prohibido en el artículo 330 de la Carta Magna, que desconoce a la mitad del país también integrada por venezolanos, los que también tienen esposos, esposas, hijos, hijas, y familia dentro de la Fuerza Armada. No son extraños a la institución militar. La quieren y la respetan, como todos los venezolanos y venezolanas. Une a todo el país el rechazo al uso de consignas partidistas, de mensajes proselitistas, de consignas desafiantes, en actos militares, porque aleja a la Fuerza Armada de sus deberes constitucionales. Este proselitismo debe cesar de inmediato”, explicó.

“Nicolás Maduro exigió respeto para la Fuerza Armada. Le respondemos que el respeto a la Fuerza Armada comienza por el respeto a los artículos 328 y 330 de la Carta Magna. El respeto a la Fuerza Armada es respetar a la Constitución. Respetarla es no hacer proselitismo con y dentro de la Fuerza Armada. Al contrario, el proselitismo, la política partidista, todo lo que vulnere la pauta constitucional y amenace la misión de la institución militar, la irrespeta”.

Aveledo hizo votos para que el  Alto Mando Militar ejecute  un comportamiento acorde a la Constitución, al honor y a las mejores prácticas de nuestra tradición militar democrática. “Nuestro deseo –que es el deseo de todos los venezolanos y venezolanas que aspiran a la paz- es que la Fuerza Armada no debe ser usada para fines proselitistas como ocurre ahora”.

“La política militar de la Unidad aboga por una doctrina militar avenida con la Constitución, enfatiza una Fuerza Armada profesional, que participe en el desarrollo nacional, para la defensa de la soberanía y de los intereses geopolíticos de la nación, pero no partidista ni para el proselitismo político. Nuestra doctrina impulsa una Fuerza Armada venezolana, para toda la nación, no para un grupo político. La FAN no es socialista ni personalista, ni es lícito asociarla con la manipulación política de la memoria del difunto Presidente. Es una Fuerza Armada venezolana, con su comando y mandos en manos de venezolanos, y con un pensamiento militar venezolano. Son para el servicio de toda la nación, como manda la Constitución”, sentenció el secretario ejecutivo de la Unidad.

Sobre las palabras de Maduro en el acto de ascenso al hablar del comportamiento de la Almirante Meléndez el 4 de febrero de 1992, en la opinión de la Unidad no se trata de quien estaba a favor o en contra de un golpe de Estado; se trata del respeto a la Constitución. “En ese momento, Meléndez fue consecuente con la formación profesional que recibió en la Armada. Por eso defendió con las armas la Constitución de 1961 violentada por un hecho de fuerza de quienes hoy la designan Ministro de la Defensa”, dijo Aveledo.

“Esperamos que la Almirante Meléndez sea consecuente con la constitución de 1999 así como fue con la Constitución de 1961, y vele por el cumplimiento de los artículos 328 y 330 de la Carta Magna en estos momentos. Igual acción esperamos de los demás integrantes del Alto Mando Militar. Demandamos que como altos oficiales, sean garantes de la Constitución. El país observa el desempeño del Alto Mando Militar. Sean consecuentes con las leyes  para merecer el respeto de toda Venezuela”, apuntó.

En este sentido, el secretario ejecutivo de la Unidad aspiró  que la Ministra Meléndez sea fiel a las palabras que dijo cuando tomó posesión del Ministerio de la Defensa: “una soldada apegada a la Constitución”.

“El discurso de toma de posesión de la nueva Ministra de la Defensa pronunciado no estuvo a la altura de lo esperado en cuanto a imparcialidad que es exigible a la Almirante Meléndez Rivas en tan importante puesto. En esto, su antecesor no es un ejemplo a imitar y no debe imitársele. Compartimos con la Almirante en jefe su preocupación por el bienestar social del personal militar y de sus familias. Celebramos que el gobierno coloque este tema en la agenda pública porque en julio de 2012, la Unidad propuso impulsar el sistema de seguridad social de la FAN a través de nuevas leyes. La bancada del PSUV en la AN no ha prestado atención a esta propuesta hecha hace un año”, manifestó.

Aveledo continuó reiterando el mensaje de la Unidad a  los integrantes de la FAN: ustedes sufren los mismos problemas que todos vivimos. Queremos el bienestar del personal militar. Deseamos para el militar que hace carrera un proyecto de vida, con calidad, y que incluya a su familia.

“Discrepamos de las palabras de la Almirante Meléndez en dos cosas: la primera, no sabemos en qué momento hablaba la Ministro de la Defensa, la Ministro del Despacho de la Presidencia, o la activista del partido. A ratos sus palabras eran un balance de su anterior cargo en el gobierno, a ratos hablaba de su compromiso en el nuevo cargo. A ratos expresaba su compromiso con la constitución, para después contradecirse, y expresar fidelidad no a la carta magna, sino a una persona y a un proyecto político que no representa a todos los venezolanos”, afirmó, al tiempo que manifestó que esperábamos un discurso en el que se expresaran los objetivos y metas de su gestión. “Fuera de la mención al bienestar social, lo enunciado por la Almirante en jefe fue muy general y no satisfizo las expectativas en cuanto a la claridad de metas en la gestión de la cartera de defensa”.

Ante esto, Aveledo hizo votos para que en el futuro, esta falta de precisión sea subsanada y el país pueda conocer cuál es el programa, metas, y objetivos que se propone la Almirante Meléndez y su equipo al frente del Ministerio de la Defensa. “Desde la Unidad, analizaremos este programa y expresaremos nuestra opinión al país”, subrayó.

Por otra parte,  Aveledo invitó a  Nicolás Maduro que aplique sus propias palabras; que sea factor de unificación dentro de la FAN y fuera de ella, con un lenguaje respetuoso y de altura, que no es el caso del lenguaje que usa en sus mensajes políticos.

“Notamos que en los actos militares, Maduro emplea un lenguaje desafiante, amenazador, excluyente, y segregacionista con más de la mitad del país que no comparte el proyecto que representa, con el cual pretende colocar como conspiradores a millones de venezolanos que solo quieren vivir y progresar en paz, lo que es inaceptable en una persona que busca el reconocimiento de la nación. Maduro usa ese lenguaje creyendo que así muestra fuerza ante los militares en la idea de ganar liderazgo en el mundo de uniforme. Nada más equivocado que pretender ganar autoridad dividiendo a la sociedad y haciendo proselitismo en la Fuerza Armada”.

Explicó el representante de la Unidad que si el tono es de proselitismo, la política militar seguirá siendo de división, sin el apoyo de todo el país y el poder militar se fundamenta en el apoyo de toda Venezuela. Así, nuestra Fuerza Armada no podrá cumplir con sus deberes Constitucionales de defensa de la nación y protección de la soberanía.

“Es el turno para el respeto y para la Constitución. Esperamos que estos nombramientos militares apunten en esa dirección. Es lo que Venezuela espera. Como alternativa democrática, segura y confiable, compartimos y nos hacemos eco de esa justificada demanda”, finalizó. Prensa Unidad Venezuela

, ,

Comments are closed.