Ingreso de Venezuela a Mercosur no se ajusta al Derecho según presidente paraguayo

El presidente electo de Paraguay, Horacio Cartes, reiteró hoy que el ingreso de Venezuela en el Mercosur no se ajusta al Derecho, en un comunicado en el que dijo haber “tomado conocimiento” de que ese país asume la Presidencia del bloque regional.

En un extenso y ambiguo comunicado, Cartes también manifestó que ha “tomado conocimiento” de la decisión tomada hoy en la cumbre de Montevideo de cesar a partir del 15 de agosto la suspensión de Paraguay, decisión que resalta, dijo, la “legitimidad” de los comicios del 21 de abril pasado, en los que fue elegido presidente.

Suspensión, añadió, “que nunca hemos compartido por los motivos que la originaron y especialmente por no ajustarse a las normas jurídicas que establece el Protocolo de Ushuaia”, invocado por el Mercosur para suspender a Paraguay.

Paraguay fue suspendido el 29 de junio de 2012 en castigo por el “quiebre democrático” que sus socios del Mercosur percibieron en la destitución en juicio político parlamentario del entonces presidente, Fernando Lugo.

El mismo día, Argentina, Brasil y Uruguay aprobaron el ingreso de Venezuela, bloqueado durante años por el Legislativo paraguayo.

En la cumbre del Mercosur celebrada hoy en Montevideo, asumió la Presidencia semestral del bloque el mandatario venezolano, Nicolás Maduro.

Cartes había pedido que la cumbre acordara un receso hasta el 15 de agosto, cuando él toma posesión del cargo, y que se concediera entonces la Presidencia a Paraguay.

Tras tomar nota de la decisión aprobada en Montevideo, Cartes abogó por la vigencia del Derecho Internacional y destacó que “la política no es fuerza ni arbitrio” ni “legitima cualesquiera hechos y procedimientos que se aparten del Derecho”.

“Las características jurídicas del ingreso de Venezuela como miembro pleno al Mercosur (…) no han sido subsanadas conforme a las normas legales a que se debe ajustar el ingreso de un nuevo miembro” del bloque, ni a su tratado y protocolos, añadió.

“El mero transcurso del tiempo o decisiones políticas posteriores no restablecen, por sí, el imperio del Derecho”, abundó.

Cartes defendió que la conducta adoptada por Paraguay con los socios del Mercosur “se fundamentó siempre, sin excepciones, en el respeto” al Derecho Internacional “y en la práctica del diálogo como el instrumento idóneo para la solución de las diferencias”.

Y aseguró que, en el ejercicio de su Presidencia, desarrollará “una política bilateral y multilateral basada en el estricto cumplimiento de las normas y principios del Derecho Internacional” y una diplomacia coherente con el Estado de Derecho que preserve “la dignidad y los intereses del Paraguay”.

“El regreso del Paraguay al Mercosur ejerciendo la plenitud de sus derechos se basa en el respeto al Estado de Derecho y a la dignidad de la República”, mantuvo.

Y prometió “desarrollar en todo momento las mejores relaciones bilaterales posibles con los Estados con quienes el Paraguay mantiene relaciones diplomáticas”. EFE