Las colas siguen siendo interminables en supermercados de Zulia

Insólitas siguen siendo las colas en las afueras de los supermercados del Zulia, donde incluso los “bachaqueros” acampan en chinchorros desde la noche para al día siguiente ser los primeros en conseguir los alimentos que tanto cuesta conseguir. La situación es tan asombrosa que ayer, pasadas las 7:00 pm, las entradas de los locales permanecían abarrotadas como si fuera de día, informa Panorama.

Ni que los marquen en sus antebrazos con tinta, los bachaqueros dejan las colas para “desangrar” los mercados, llevándose los productos que puedan en complicidad de familiares.

El secretario de Seguridad y Orden Público, Jairo Ramírez, informó este jueves que ninguna autoridad dio la orden de marcar a las personas para controlar la venta de productos regulados en los supermercados, tal como señalaron usuarios en el Bicentenario Norte, el pasado miércoles, a PANORAMA.

Durante una inspección al mismo establecimiento, donde usuarios denunciaron “ser marcados como vacas”, Ramírez dijo que trabajarán con las Fuerzas Armadas y demás organismos de seguridad para aplicar procedimientos tecnológicos que aseguren la compra de artículos a todos los zulianos, sin “afectar la dignidad del ser humano”.

“Esa (medida de marcar) no es una instrucción del Gobierno regional ni del Estado y estamos haciendo una inspección, buscando las formas que equilibren las colas en los Bicentenarios (…) buscaremos formas tecnológicas en relación a la dignidad del ser humano, la forma de tratarlos”, expresó el secretario de seguridad a los medios.

Señaló el funcionario público que, por informaciones aportadas a su despacho, en ocasiones esta práctica de marcar a las personas se daba entre los mismos asistentes para poner orden. Sin embargo, en un recorrido que hizo este rotativo, se constató que los militares marcaban el número de llegada a los compradores en el antebrazo.

Incluso, ayer en la mañana, una mujer confirmó que realizaron la misma instrucción de identificar con marcador a los que iban a comprar comida.

“Llegué a las 3:00 de la madrugada porque aquí siempre hay mucha gente. Cuando aclaró el día ya habían muchas personas, sobre todo ‘bachaqueros’, que bajaron de camiones. Luego salió el militar y nos marcó el brazo con un marcador negro. A mí me tocó el 19”, relató enseñando su antebrazo.

Ante esta situación, Ramírez se reunió pasadas las 11:00 de la mañana con los funcionarios que custodiaban el Bicentenario y dio instrucciones de que no podían marcar a los compradores.

“Tenemos un sistema computarizado que estamos coordinando con el coronel, encargado de todos los Bicentenarios en el estado Zulia, para ver la forma más exacta e idónea de organizarlos”, declaró el secretario.

Por su parte, el coronel Antonio González Salas, gerente regional de operaciones de la Red de Abastos Bicentenarios en el Zulia, indicó que “la iniciativa de marcar surgió entre los mismos usuarios y que si un funcionario militar incurre en eso, lo hace por iniciativa de la comunidad”.

“Nosotros no hemos dado este tipo de instrucciones de marcar a las personas, para eso tenemos un sistema computarizado que nos permite verificar la identidad del comprador y tratamos de esa manera de que no repita la compra por segunda vez en un día”, sostuvo González, en Bicentenario Norte.

Resaltó que la red de abastos en el Zulia recibe dos o tres despachos de alimentos semanales, pero estas operaciones se han incrementado debido a la demanda de la población, donde algunos sectores de personas inescrupulosas se han dedicado al bachaqueo.

Agregó que las colas se producen por restricción de la entrada con el fin de garantizar la preservación de las instalaciones y del personal que allí labora.

El secretario de seguridad reiteró que el plan antibachaqueo en la región ha permitido que los productos lleguen a los supermercados. “Ya no hay especulación a cielo abierto en Maracaibo y estamos garantizando acceso rápido para que adquieran los productos.

Indicó que en casi dos meses, desde la activación del plan, van 29 detenidos, 48 unidades retenidas; más de tres millones de kilos de alimentos decomisados y que han sido distribuidos; 79 personas (entre cajeros y gerentes) citados por ventas irregulares.

Ramírez dijo que las próximas medidas serán colocar cajas combinadas para aquellos que van a diario tengan acceso al supermercado y garantizarle, como dice la ley de Indepabis, la compra de productos no regulados.

Dentro del supermercado, mientras el secretario declaraba, habían muchas personas comprando alimentos regulados, pero la presencia militar y del Cpbez puso orden en las colas.

Seguía acondicionado el mismo espacio que han usado en las últimas semanas solo para comprar arroz, harina, leche, harina de trigo y papel higiénico; también dispusieron una caja para acelerar la venta.

Más temprano, el gobernador Francisco Arias Cárdenas, se pronunció sobre el bachaqueo. “La sociedad tiene que levantarse contra el bachaqueo. Todos tenemos que oponernos contra ellos, que pretenden arrodillarnos y no lo van a lograr”, expresó.

Este jueves, en horas de la tarde, la GNB decomisó mil 30 bultos de arroz (30 mil kilos) en la comercializadora Ely, ubicada en el barrio El Samide, al oeste de Maracaibo. En el procedimiento participaron funcionarios de Indepabis, Ejército, Cpbez y PNB.