Laureno Márquez: ¡Ay Snowden!

No quiero vivir en una sociedad que hace este tipo de cosas… No quiero vivir en un mundo donde se registra todo lo que hago y digo. Es algo que no estoy dispuesto a apoyar o admitir.

Edward Snowden ,hablando con The Guardian, en junio de 2013

 
Sin vaina que este país nuestro es raro con cuatro pares de bolas. Hace pocas semanas, un supuesto agente de la CIA fue expulsado del país. Se trata de un hombre de una trayectoria en el mundo de los documentales, de actividad, desde hace años, en el terreno televisivo de manera conocida y notoria. Y ahora resulta que le vamos a dar asilo a un ¡verdadero! agente de la CIA, público y confeso. Díganme, incluso los chavistas, con la mano en el corazón, si la vaina no es para hacer ¡plop! como Condorito. Pero lo más bravo de todo: parece que Snowden está pensando en serio pedir asilo en Venezuela. Yo te digo una vaina, si la CIA existe en verdad ­porque a este Gobierno ya nada se le cree­ tienen que ser unos pobres bolsas, unos ingenuos de marca mayor. Porque si este hombre no sabe lo que le espera en Venezuela, es porque la CIA no vale medio. Uno porque ya está más acorazado que el Potemkin, pero yo quiero ver a esta súper estrella del espionaje tecnológico, calándose la que nos toca a nosotros cada día.

Un tipo que decide pedir asilo en un país en el que no se consigue papel tualé y en el que la muerte ha instalado su casa matriz. ¡Ay Snowden!, es que quiero verte en el supermercado, cuando el portugués te diga: ­No, mire señor Sneider, a verdade ese cereale non se consigue, ten tempo que no viene…Nao, sangushes preparados para llevar eso no se usa aquí… ese es allá donde voçe vive…

¡Ay Snowden!, cuando seas noticia de ayer, cuando en la recepción del hotel en el que te metieron te digan que ya el Gobierno no está pagando la cuenta, que mucho Snowden y eso, caballero, pero yo quiero cobrar mi vaina… “Yes Mr. Snowden, but at the Cancillería they doesn’t attend the phone calls any more…” ¡Ay Snowden, tú no tienes idea del lío en el que te estás metiendo… Cuando te saquen en el canal 8 una llamada, Snowden, cuando divulguen una conversación tuya y recuerdes que no soportabas a tu patria y te declaraste en rebeldía porque en EEUU graban las conversaciones de la gente.

Qué buena vaina para ti que los únicos asomaos que salimos a ofrecerte asilo fuimos nosotros, pollinos metiéndonos en pleitos de burros, como si fuéramos algo, bendito Dios de los altares, como diría Cabrujas, como si tuviéramos con qué, como si el solo anuncio no causara risa en el mundo entero, como si no tuviésemos demasiadas escuelas por construir, demasiados huecos en las calles que tapar, como para meternos en un lío planetario de las ligas mayores. Un gobierno que lleva 15 años acusando a sus enemigos de ser agentes de la CIA, ahora acoge a uno, porque le parece disidente.

Y si todo esto fuese una estrategia, la propia estrategia de la CIA: “Tú te haces el perseguido, Snowden, y nosotros hacemos que te buscamos, que seguro de Venezuela van a salir de asomaos a darte asilo y entonces una vez adentro del país, muy cerca del Gobierno, comienza tu trabajo de desestabilización desde adentro”. Eso sí se me parece más a la CIA de las películas que uno conoce.

Voy más allá: ¿y si este Gobierno fuera de la CIA?, porque de otra manera no se entiende.

¡Ay Snowden! Te digo una vaina, aquí puedes morirte de cualquier cosa menos de aburrimiento. Bienvenido al país de las maravillas…