Se viene “En Primera Fila 2″, los clásicos de Franco De Vita con ritmos tradicionales

En 2011 Franco De Vita decidió echar un vistazo a sus más grandes éxitos y grabar nuevas versiones de ellos en “Franco De Vita en Primera Fila”, un concierto íntimo al lado de figuras como Alejandra Guzmán y Gilberto Santa Rosa. La producción le valió dos Latin Grammy, pero le resultó insuficiente.

El cantautor ítalo-venezolano decidió desempolvar otra veintena de éxitos y organizó una fiesta en la que celebró la música y los ritmos latinoamericanos: “Franco De Vita de vuelta en Primera Fila”, de próximo lanzamiento.

Desde olvidar la letra de “A medio vivir” (uno de los primeros temas que escribió para Ricky Martin) hasta quedarse casi sin aliento al ofrecer una enérgica versión urbana de “Que no muera la esperanza” al lado del reggaetonero Wisin, pasando por seis intentos hasta lograr la interpretación perfecta con Gloria Trevi, De Vita demostró con gracia que si algo ha desarrollado en sus más de tres décadas de trayectoria es versatilidad para sumergirse en distintos terrenos musicales.

“Esta vez ya nos tocó México. Ya saben cuál es el procedimiento: vamos a cantar las canciones dos veces, así que si se aburren ya saben, se quedó mucha gente allá afuera”, dijo De Vita en tono de broma antes de comenzar las grabaciones realizadas el miércoles y jueves en los Estudios Churubusco de la capital mexicana.

Grabado con diez cámaras y 24 músicos, el álbum será editado en dos CD/DVDs. El primero sale a fines de este año, el segundo en 2014.

Será la primera vez que un artista lance un segundo “Primera Fila”, un concepto presentado por Sony Music en 2008 de producciones en vivo grabadas en pequeños foros y públicos de unas 300 personas.

Para el nuevo proyecto, que reunió a unos 800 asistentes cada día, De Vita cantó temas que incluyen “Somos 3″, “Traigo una pena” y “Contra viento y marea” con toques de rock, música tropical y una mezcla de country y polka, respectivamente.

Las interpretaciones individuales de De Vita resultaron poderosas y reafirmaron que el terreno en que se impone es el de las baladas, pero los momentos más álgidos (y de mayores retos) llegaron cuando el cantautor compartió el escenario con algunos colegas.

Uno de ellos fue con la estrella mexicana Trevi, con quien cantó uno de los dos temas inéditos de la jornada, “Te pienso sin querer”.

A ambos les tomó tiempo lograr la interpretación deseada (lo repitieron seis veces, dos de ellas ni siquiera hasta el final), ya sea porque se equivocaban o por fallas técnicas.

“A Gloria casi no la escucho… Disculpen, pero no hicimos pruebas de sonido con Gloria”, explicó el músico al público, quien los ovacionaba a ambos. “Mientras cambian la tarjeta (de la cámara) vamos a ensayar porque esta es la canción ‘single’ (el primer sencillo) seguramente”, reveló el músico.

En tanto, Trevi se explicó: “Estoy súper emocionada y nerviosa de cantar con este monstruo”.

Pero al final la conexión fue desgarradora y mostró una nueva faceta interpretativa de Trevi, una más madura y menos irreverente.

A diferencia de su anterior “Primera Fila”, De Vita cambió la intimidad por una fiesta para celebrar los ritmos latinos con los que impregnó éxitos como “Ya lo había vivido”, que interpretó con el dúo colombiano Gusi & Beto, que contagió a los asistentes con su vallenato pop.

Esa misma energía la logró con el puertorriqueño Victor Manuelle en “Traigo una pena”, logrando trasladar a los presentes a los tiempos de las grandes orquestas salseras.

Uno de los momentos más emotivos se produjo cuando sus compatriotas de San Luis subieron al escenario.

“Vamos a hacer un guiño a Venezuela con el permiso de México. ¿Cuántos venezolanos hay en la sala?… Los suficientes para hacer bulla, porque lo próximo es un homenaje a Venezuela, pero todos los países latinoamericanos se pueden identificar”, dijo De Vita como preámbulo de “Al norte del sur”, que interpretó con instrumentos tradicionales de su país, como la bandola, el cuatro y las maracas.

De Vita también invitó a la fiesta al argentino Axel y a las españolas Vanesa Martín e India Martínez, quienes han cosechado éxitos en sus respectivos países y que apenas comienzan a abrirse paso a nivel internacional.

El cantautor peruano Gian Marco destacó la generosidad de su colega: “Muy pocos artistas le dan oportunidad a gente nueva. Gracias por hacerlo”, expresó luego de interpretar “A medio vivir”, un tema popularizado por Ricky Martin en sus inicios.

AP