A tres meses de la impugnación Capriles exige al TSJ que se pronuncie

(Foto archivo)

El líder de la oposición venezolana y excandidato a las elecciones presidenciales del pasado 14 de abril, Henrique Capriles, reclamó este domingo que a tres meses de los comicios el Supremo aún no ha dado respuesta a su solicitud de impugnación de las elecciones en las que resultó vencedor el oficialista Nicolás Maduro.

“Nosotros impugnamos, nosotros demostramos además, que nosotros lo que queremos es que triunfe la verdad, es lo único que hemos pedido, que en Venezuela impere la justicia, impere la verdad, y ahí están pasados tres meses y qué pasó, donde está el tribunal, qué ha dicho”, dijo Capriles.

El opositor hizo el reclamo durante un discurso que ofreció durante un acto que encabezó como gobernador del estado Miranda (centro) que fue transmitido a través del canal web CaprilesTv.

“Nosotros hemos hecho todo lo que hay que hacer, pedimos una auditoría, fuimos al Tribunal Supremo porque nosotros somos demócratas, pacíficos además”, dijo Capriles que reiteró que quiere que los cambios en Venezuela “se den pacíficamente”.

El excandidato señaló que “no hay forma” de que el país salga adelante “desde la mentira” y aseguró que “hoy gobierna la mentira” apuntó que “llegó el momento del cambio”.

“Que me diga alguien aquí si le alcanzan sus ingresos, si lo que tiene en el bolsillo le alcanza para ir a hacer el mercado (…) entonces cuando las cosas están así llegó el momento del cambio y tenemos que organizarnos para terminar de imponer ese cambio”, indicó.

Capriles y la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) recurrieron al Tribunal Supremo de Justicia a principios de mayo pasado tras denunciar que se perpetró un fraude en los comicios del 14 de abril oficialmente ganados por el ahora presidente, Nicolás Maduro, pero la institución aún no se pronuncia al respecto.

Capriles tilda desde entonces de ilegítimo a Maduro, quien, según las cuentas oficiales, se impuso por un estrecho margen de 1,49 puntos porcentuales, equivalente a unos 225.000 votos de los más de 15 millones de personas que sufragaron. EFE