Alerta naranja en Ecuador por volcán Tungurahua

Las autoridades de Ecuador declararon el alerta naranja en las zonas cercanas al volcán Tungurahua, en la serranía central del país, debido a un súbito aumento de su actividad que provocó la evacuación de al menos 200 personas. AP

La Secretaría Nacional de Gestión de Riesgos informó que “declara la alerta naranja en las zonas consideradas de alto riesgo en las provincias de Tungurahua y Chimborazo”.

Un comunicado difundido el domingo explicó que con este alerta “la Secretaría Nacional de Gestión de Riesgos podrá realizar de manera directa la adquisición de bienes, provisión de servicios y ejecución de obras” y “otorgar la ayuda humanitaria y realizar todas las acciones inmediatas que se requieran”.

Agregó que los Comités de Operaciones de Emergencia deberán mantenerse “en alerta para realizar las acciones inmediatas que se requieran para proteger a la ciudadanía, así como afrontar cualquier situación negativa que se pudiere generar por la catástrofe que está ocurriendo”

La directora regional de la Secretaría Nacional de Gestión de Riesgos, Lourdes Mayorga, dijo a The Associated Press que “debido a una fuerte explosión que fue sentida a varios cientos de kilómetros y que originó flujos piroclásticos y caída de ceniza, al menos 200 personas fueron evacuadas de las zonas de Cusúa, Chacauco y Juive localizadas en las inmediaciones del volcán”.

El Instituto Geofísico de la Escuela Politécnica Nacional, que monitorea la actividad del volcán, informó que “el cañonazo asociado con la explosión fue escuchado en varias ciudades como Riobamba, Ambato y Guayaquil (localizada a unos 250 kilómetros de la montaña), y en sitios cercanos fue percibido con movimiento de suelo”.

Señaló además que la enorme columna de humo y ceniza de 5,1 kilómetros de altura originada por la explosión pudo ser divisada desde la ciudad de Quito, localizada a 140 kilómetros al norte del coloso, y desde la provincia de Manabí a unos 350 kilómetros en el litoral de Ecuador.

El volcán Tungurahua, de 5.023 metros de altura sobre el nivel del mar y que permanece activo desde hace 13 años, registró una erupción en 2006 que dejó cuatro muertos, dos desaparecidos y pérdidas económicas en zonas agropecuarias.