Informe revela que crisis de Pdvsa podría empujarla a vender activos

Las extensas exigencias financieras impuestas por el chavismo sobre Petróleos de Venezuela (PDVSA) y las dificultades de la empresa estatal en aumentar su producción la coloca en un peligroso camino de insostenibilidad financiera que eventualmente podría obligarle a vender algunos de sus más preciados activos, advirtió un informe de la firma Inter American Trends, reseña El Nuevo Herald.

El estudio advirtió que las presiones económicas sobre la petrolera son cada vez mayores, en momentos en que su flujo de caja se ve amenazado por el deterioro de su capacidad de producción y por las extensas exigencias económicas impuestas sobre ella por el régimen bolivariano.

“De continuar la administración de la industria petrolera bajo los principios, valores y normas de los últimos 10 años, la estatal de petroleros enfrentará un cuadro financiero de acrecentada dificultad, sin que se vislumbren soluciones operacionales que pudieran solventar este magro escenario en un corto plazo”, dijo la firma de asesores con sede en Washington.

“Ante este cuadro, la venta de activos de la empresa luce como una de las pocas herramientas que la estatal de petroleros podría tener a la mano para enfrentar su delicada situación financiera, y para sostener los abultados compromisos internos y externos adquiridos por el gobierno venezolano”, agregó el estudio.

El informe resalta que una eventual venta de activos podría involucrar a algunos de los actuales socios financieros de la empresa, que incluyen al Banco de Desarrollo de China y a la petrolera rusa Rosneff, y que podría producirse en medio de las exigencias de estos últimos de obtener garantías distintas a los mecanismos de ventas de crudo a futuro ofrecidos hasta ahora por Venezuela.

“Ante la caída de la producción de PDVSA y de continuar adquiriendo deuda para solventar la necesidad de recursos financieros, los socios financieros podrían comenzar a exigir garantías de mejor calidad que les permitan obtener una seguridad aun mayor de recuperar la inversión. Dentro de esta categoría incluirían activos en el exterior y en Venezuela”, enfatizó.

PDVSA, y sus empresas filiales, aun tiene participaciones, o posesión total, en refinerías y en instalaciones petroleras en Estados Unidos y en el Caribe.

Funcionarios del gobierno venezolano no estuvieron disponibles para discutir el escenario económico de la empresa estatal.

El estudio es divulgado en momentos en que la estatal de petróleos es sometida a una mayor presión para brindar recursos financieros al régimen de Maduro, que carece de las divisas que requiere para mantener abastecidos los anaqueles en los supermercados.

Más información en El Nuevo Herald