“El gobierno nacional sigue hipotecando a Venezuela”

(Foto Nota de Prensa)

El Secretario General de Un Nuevo Tiempo, diputado Alfonso Marquina aseveró que el problema de la inflación en Venezuela se debe a la implementación de medidas económicas ordenadas por el Presidente Nicolás Maduro, quien hasta la fecha mantiene una deuda externa de 105. 656 millones de dólares y la interna en 306.447 millones de bolívares.

Marquina informó que en el país se han tomado medidas donde los menos favorecidos han sido los venezolanos y lo evidenció con el caso de la moneda, la cual ha sido devaluada en 1.798 por ciento desde 1999 hasta el 2013, “en pocas palabras, para que la gente compre hoy lo que compraba con 100 bolívares en el año 1999, deberá emplear 1898,2 bolívares”.

El también diputado a la Asamblea Nacional resaltó que “lamentablemente tenemos un país hipotecado, ya que en la actualidad tenemos una deuda externa de 105.656 millones de dólares, cuando en 1998 estaba apenas en 28.455 millones; mientras que la deuda interna pública para este momento está en 306.447 millones de bolívares y para 1998 estaba apenas en 2 millones 535 mil. Entonces para que la gente sepa, Venezuela tiene una deuda pública total de 154.299 millones de bolívares, lo que hemos acumulado teniendo el mayor ingreso petrolero, que para 2012 superó un promedio de 103 dólares por barril de petróleo”.

Asimismo el dirigente nacional de la tolda azul aseveró que el gobierno nacional ha mantenido un presupuesto paralelo porque el barril de petróleo está siendo calculado por 55 dólares, cuando la realidad es que está en 104,47; es decir, una discrepancia de 49,47 dólares que nadie ve, “la diferencia que sale de lo presupuestado es destinada a 23 fondos creados y manejados exclusivamente por el Ejecutivo Nacional, escapando del control parlamentario, lo cumbre es que los recursos que no llegan a las regiones y lo que más genera angustia es que la falta de transparencia ha venido generando hechos de corrupción que se han ido evidenciado y exponiendo a la opinión pública”.

Marquina enfatizó que al presupuesto público oficial le han entrado por concepto de ingreso petrolero 151 millones de dólares diariamente durante el primer semestre de 2013, estando presupuestado el dólar a 4,30 cuando el valor oficial es de 6,30; mientras que al presupuesto paralelo ingresan más 136,14 millones de dólares por día, “cuando el promedio de la producción petrolera está en 2,752 millones de barriles de petróleo, el ingreso total asciende a 287,50 millones de dólares diarios”.

Explica el diputado Marquina que si agregamos a esta cifra la diferencia existente en bolívares entre lo presupuestado a 4.30 y lo que ingresa a 6.30, nos encontramos con la inexistencia de noticias sobre 1.160 millones de bolívares diarios.

Frente a la problemática económica en la que han sido expuestos los venezolanos, el diputado Alfonso Marquina exigió al gobierno nacional que “transparencia en el presupuesto, es decir, que deje de existir el paralelo e inmediatamente se incorpore el control parlamentario a la totalidad del presupuesto fiscal del Estado. De la misma manera, que se ejecute una reforma tributaria, con el fin de aliviar la presión sobre los más humildes y se coloque el peso sobre los generan más renta”.

Marquina instó a que se lleve a cabo una reforma tributaria “bajo un principio de justicia y equidad; incrementando los ingresos del Estado sin perjudicar a los más pobres y bajo el principio de transparencia para someter la administración estatal al control público”.

Por último la propuesta anunciada por el Secretario General de UNT es reducir el IVA que perjudica a los más pobres, principales víctimas de la inflación y la devaluación y eliminar la exención fiscal del Impuesto sobre la Renta a la compra de papeles públicos.