Jefe de las Farc asegura que Colombia está cerca del fin del conflicto armado

FOTO ADALBERTO ROQUE / AFP

Colombia está cerca del fin del conflicto armado que surgió hace casi medio siglo, aseguró este lunes el jefe de la delegación guerrillera en el proceso de paz, Iván Márquez, aunque evitó precisar plazos para un acuerdo final con el gobierno.

“Entendemos, y el país lo entiende muy bien, que las guerras no son eternas, y tenemos de alguna manera la certeza de que Colombia está cerca del fin del conflicto”, declaró Márquez a la emisora colombiana RCN.

Márquez, número dos de las comunistas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y quien se encuentra en Cuba, dijo que “si no se colocan escollos artificiales, esto va a fluir rápidamente”.

Interrogado sobre si se podría suscribir un acuerdo para el próximo mes de noviembre, como lo ha pedido el presidente Juan Manuel Santos, el jefe guerrillero respondió “es posible, no me atrevo a aseverarlo”.

Desde fines de 2012, las FARC llevan a cabo un proceso de paz con el gobierno de Santos, mediante una mesa de diálogo en La Habana.

Las delegaciones ya llegaron a un acuerdo sobre el primer punto de la agenda, el de desarrollo rural; y a partir del lunes deben discutir el de participación política.

La agenda incluye también drogas ilícitas, abandono de las armas, y reparación a las víctimas.

En sus declaraciones, Márquez insistió en pedir la celebración de una Asamblea Constituyente como mecanismo para refrendar de un eventual acuerdo de paz.

“La Constituyente debe ser el resultado de un acuerdo político, derivado de la necesidad de introducir cambios institucionales que sienten las bases de la paz. Concebimos la Constituyente como un mecanismo ideal para la refrendación de los eventuales acuerdos”, señaló.

“La Constituyente va a rodear de legitimidad el acuerdo, lo va a asegurar jurídicamente a futuro. No podrá ningún presidente sucesivo decir ‘yo desconozco esos acuerdos’. Es muy importante por eso”, explicó.

El periodo de Santos termina en agosto de 2014. Aunque puede optar por la reelección, el mandatario aún no ha formalizado esa aspiración.

Tampoco las FARC han revelado bajo qué esquema participarían en la política legal, aunque Márquez dio a entender que propiciarían una coalición de movimientos de izquierda.

“El esfuerzo tenemos que centrarlo en que las fuerzas políticas y sociales de izquierda muestren un escenario común para la actividad política, que logren una convergencia para que luchen por la gran mayoría de los colombianos que no tienen voz”, dijo.

Las FARC, creadas en 1964, son la principal guerrilla de Colombia, con unos 8.000 combatientes. En el país se encuentra activo también el Ejército de Liberación Nacional (ELN, guevarista), con unos 2.500 guerrilleros, que hasta ahora está al margen del proceso de paz.

Sobre su eventual incorporación al diálogo, Márquez indicó que “depende de lo que piense el ELN y el gobierno”.

“Ellos seguramente van a llegar a un acuerdo sobre cómo abordar conversaciones. Si el ELN piensa que puede sumar esfuerzos en la mesa de La Habana, por nosotros no habría ningún problema”, aseguró. AFP