Ministerio Público detiene a dos funcionarios de Pdvsa

Una gerente de asuntos jurídicos y un funcionario de esa división de la compañía estatal Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA) fueron detenidos por su presunta responsabilidad en el cobro de una comisión a una empresa contratista, informó el lunes el Ministerio Público. AP

La gerente de la división jurídica de PDVSA en el estado oriental de Monagas, Jannimett Flores Quijada, fue detenida por su presunta relación con el cobro de 600.000 bolívares (unos 95.000 dólares) a una empresa contratista para resolver un problema jurídico, dijo el lunes a la prensa la fiscal general, Luisa Ortega Díaz.

Flores, de 37 años, fue acusada de “concusión y asociación para delinquir”, indicó Ortega Díaz. La funcionaria no precisó cuándo se produjo el arresto de la gerente petrolera.

Por este caso también fue apresado el superintendente de litigios de PDVSA del estado Monagas, Jorge Natera Barrios, de 35 años, quien fue imputado por los mismos delitos de Flores, informó el domingo la Fiscalía General en un comunicado.

La detención de estos funcionarios coincide con un plan de combate a la corrupción que inició en junio el presidente Nicolás Maduro que implicó la captura del jefe del Servicio Nacional Integrado de Administración Tributaria (Seniat) del terminal portuario de La Guaira y el director nacional de Inspección y Fiscalización del Instituto para la Defensa de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios (Indepabis).

Un tribunal local acordó la semana pasada la detención de ocho personas, entre ellas cuatro funcionarios públicos, por su presunta vinculación con el desfalco de más de 84 millones de dólares a un fondo estatal que mantienen Venezuela y China.

Las autoridades apresaron el pasado 12 de julio a trece personas por su presunta vinculación en el cobro ilegal de comisiones para gestionar beneficios de los programas estatales conocidos como “misiones”.

El líder opositor, Henrique Capriles, desestimó la semana pasada las acciones del gobierno de Maduro para combatir la corrupción, y dijo que esas medidas son “pura apariencia, un cuento chino”, para “hacerle creer al pueblo que sí se ocupan de la corrupción”. “No cae ningún pez gordo, porque si persiguen a todos, se quedarían sin gobierno”, añadió.