Representantes de las universidades alertan sobre grave epidemia de AH1N1

El Rector encargado de la UCV, Nicolás Bianco, señala que las investigaciones y pesquisas realizadas por este grupo multidisciplinario, arrojan que Venezuela se encuentra ante una grave epidemia del virus A(H1N1) con más del 300% de aumento de infectados que el año anterior. “Nuestro objetivo es orientar a la población y que maneje información precisa para aplicar los correctivos necesarios, evitar más fallecimientos y otras variantes más agresivas de esta influenza en nuestro país”.

Por su parte, el ex ministro de Sanidad y Asistencia Social, José Félix Oletta, opina que el Estado no está cumpliendo con el deber de garantizar información continua y precisa, para que las personas puedan ejercer el derecho a la salud y considera que los mensajes oficiales son limitados y contradictorios.

“En 6 semanas de trabajo hemos confirmado contradicciones y decisiones erradas en por lo menos 3 documentos emanados del ente oficial de salud, así como deficiencias en la vacunación y carencias de los instrumentos para la toma de las muestras y su transporte a los centros de investigación. No hay mensajes continuos al público y hemos identificado puntos de autocensura y delimitación de la información”, señala Oletta.

Expresa que la situación actual, desde el punto de vista cuantitativo, es una dolorosa realidad de enfermos y fallecidos que está muy lejos de ser una situación normal como señala la Ministra de Salud. “En las 8 semanas que llevamos de epidemia hay 2.322 casos oficiales, es decir, 387 veces más casos que el año anterior durante el mismo periodo y estimamos que el número de fallecidos en el país asciende a 88 personas”.

Menos de la mitad de los grupos de riesgo han sido vacunados

Destaca Oletta que si la onda de descenso de la A(H1N1) no disminuye, esto supondría un impacto mayor en el agotamiento de los recursos necesarios para atenuar la epidemia. “Hay grandes fallas para cubrir los grupos de riesgo como profesionales de la salud y las embarazadas. Este número debería estar para Venezuela en no menos de 9 millones de inmunizaciones y apenas tenemos una tercera parte de estas personas protegidas. Lamentablemente el Gobierno ha informado que a final de año realizará más vacunaciones, cuando la epidemia es ya”.

“Según la Ministra, el tratamiento para los pacientes con afección respiratoria grave es ninguno, pero el comportamiento de la epidemia indica que en la semana que aumentan los casos con esta afección, a la semana siguiente aumentan los casos confirmados de A(H1N1)”, explica Oletta.

En nombre del grupo de trabajo, Oletta exige a la Ministra que revise los principios fundamentales de la rectoría en salud. “Ya tiene 4 semanas sin emitir declaraciones sobre el tema, cuando el país se encuentra en medio de una epidemia. Hacemos un llamado para que corrija los errores, especialmente en cuanto al protocolo de tratamiento médico a seguir y el uso de antivirales”.

Ya no tiene sentido hacer pruebas diagnósticas para A(H1N1)

El Director de Salud del Municipio Sucre, Julio Castro, indica que de cada 10 muertes por dificultad respiratoria 9,3 son confirmadas como A(H1N1). “Ya no tiene sentido hacer pruebas diagnósticas porque un profesional de la salud debe estar en capacidad de realizar solo 3 preguntas para hacer el diagnóstico correcto y aplicar el tratamiento”, expresa Castro.

En contradicción con lo dicho por el Gobierno, Castro señala que la recomendación es tratar a los pacientes con insuficiencia respiratoria grave con antigripales e informarle oficialmente a los profesionales de la salud de instituciones públicas y privadas, que éste debe ser el protocolo a seguir.

“Hemos podido constatar a través de entrevistas y asistencia a los centros de salud, que los profesionales del área no están bien informados. El primer aliado de una epidemia es la información y si el Gobierno ahora rectifica que el protocolo de tratamiento adecuado debe realizarse con el uso de antigripales, esto debe ser informado eficientemente a todas las instituciones del país y no de manera clandestina o simplemente en una página web esperando a que alguien la lea”.

A la rueda de prensa asistieron también el Vicerrector Académico de la Universidad de Carabobo, Ulises Rojas; el Presidente de la Academia Nacional de Medicina, Rafael Muci-Mendoza; el ex Ministro de Sanidad y Asistencia Social, Carlos Walter, y los médicos epidemiólogos Oswaldo Godoy y Andrés Barreto.