Rosell sobre Guardiola: No me ha gustado, estoy muy sorprendido

El presidente del Barcelona, Sandro Rosell, se ha mostrado sorprendido por las declaraciones de Pep Guardiola, en las que consideraba que desde la directiva se ha utilizado la enfermedad de Tito Vilanova para hacerle daño, y ha admitido que no le han gustado. EFE

“No me ha gustado, pero hay que pasar página en este sentido. Guardiola no es un enemigo, es un rival. Estoy seguro de que su cabeza querrá la victoria del Bayern, pero su corazón querrá que gane siempre el Barça”, ha dicho Rosell en unas declaraciones a ’8TV’.

El presidente del Barça ha insistido en que ningún componente de su equipo dirigente utilizaría ese argumento -la enfermedad de Vilanova- “para hacer daño a nadie” y ha admitido sentirse “muy sorprendido” por las declaraciones de Guardiola.

“La referencia a la enfermedad es totalmente falsa, para eso están las hemerotecas. Este ruido no es bueno para el Barça. Lo tenemos que tomar como una pequeña mancha que no tiene que tapar la gran historia que ha escrito Pep, a quien consideramos como el mejor entrenador de la historia del club”, ha asegurado.

Rosell no quiere divisiones en el club catalán y le gustaría que “el guardiolismo fuera algo que uniera a todos los barcelonistas”. Ha recordado que los barcelonistas tienen que aprender del pasado, de la época de Cruyff, cuando se dividió el club entre cruyffistas y nuñistas.

“Cruyff es un mito del barcelonismo. Conceptualmente he sido cruyffista. Después le he conocido como persona y hay cosas que no me han gustado. Creo que el que no es cruyffista es Cruyff. Cruyff no sé lo que es”, ha insistido.

Desconoce si Guardiola se fue molesto del Barça. “No sé lo que se esconde detrás de todo esto, por eso estoy sorprendido. Lo que dice es indemostrable porque no es verdad. Nadie de mi junta utilizaría la enfermedad del Tito para eso, porque es algo muy grave”, ha dicho.

Considera que el barcelonismo debe estar “agradecido de por vida” a Guardiola y lamenta los “ismos” existentes en el entorno del club. “Me gustaría que el guardiolismo fuera algo que uniera a todos los barcelonistas. El trabajo hecho por él con Tito y el equipo ha sido extraordinario en esos cuatro años”, ha insistido.

Rosell no ve a Guardiola como futuro presidente del Barça, porque considera que le quedan muchos años de entrenador, pero si se diera el caso “sería ideal, perfecto” e, incluso, ha llegado a decir que le votaría.

Después de asegurar que el Barça es “un club comprador, no vendedor”, el dirigente ha dicho que Thiago Alcántara se ha ido del Barça porque Pep lo ha querido fichar.

En cuanto a David Villa, Rosell ha justificado su venta en la necesidad de compensar una serie de cuestiones. “Tan importante es la venta como el salario, la edad del jugador y si el entrenador lo quiere hacer jugar. Villa sabía que no iba a jugar todos los minutos que querría. Su traspaso ha sido una grandísima operación para el Barça”, ha dicho.

Ha explicado que el París Saint Germain no quiere negociar por Thiago Silva, un jugador por el que se ha interesado repetidamente el Barça. “El dinero no es una variable para ellos. No quieren sentarse a la mesa, lo único que podría ocurrir es que el jugador les convenza de que quiere venir”, ha indicado.

En cuanto a la convivencia entre Neymar y Messi, Rosell ha insistido en que “no son dos gallos en un gallinero”, como ejemplificó Cruyff.

“Solo es uno, que es Messi. Neymar tiene que demostrarlo, tiene un gran potencial, pero mejor que Messi no hay nadie. Neymar viene para ayudarnos”, ha dicho.

También ha defendido su gestión en el caso Eric Abidal. Ha recordado que el Barça le renovó su contrato y cuando ya estaba recuperado de su problema físico “se le trató como uno más de la plantilla”, entonces fue cuando “deportivamente no se le renovó” el contrato.