Asesinan a un profesor para robarle la laptop

“Se suspenden las actividades de hoy por duelo”, rezaba un cartel manuscrito pegado en el portón principal del colegio América Norte. Al profesor de Matemática y Física lo mataron ayer a las 6.20 de la mañana, publica La Verdad.

Ana Karolina Mendoza / Maracaibo / [email protected]

Jean Carlos Piña Manaure (25) caminaba hacia la avenida Delicias. En la esquina de la calle 53 con avenida 15J, en la urbanización La Trinidad, diagonal a la escuela Sueño de Bolívar, lo atacó un hombre por la espalda. Con el brazo le apretó el cuello y le confirmó lo que quizás el profesor pensó: es un atraco.

Nadie supo, y puede que nadie sabrá, si le disparó en la espalda antes o después de robarle el celular, la cartera y el bolso que llevaba colgado en el hombro. Pero una vecina, Lourdes Fernández, minutos después de escuchar la detonación se asomó por la ventana de su cocina y vio al delincuente montarse en un Neon verde oscuro que lo esperaba diagonal al conjunto residencial Villa Delicias.

Piña Manaure quedó boca abajo con medio cuerpo en el asfalto y la cara sobre la arena gris, al borde de la carretera. Tenía la chemise por dentro del jean azul intenso y las Converse, también azules, impecables.

El cuidado de su vestimenta era una señal de su personalidad. Decente, colaborador, humilde, tranquilo y sencillo lo calificó el señor Wílliam, quien le arrendó desde hace al menos tres años una de las habitaciones en su residencia para estudiantes varones Antigua Monserrate.

Ejemplo

Jean Carlos residía en Maracaibo desde hace unos ocho años, cuando ingresó a la Universidad del Zulia, en la licenciatura en Educación, mención Matemática y Física. Rodó por varios cuartos alquilados antes de graduarse en 2010 con honores. Desde entonces trabajó en el América Norte sin recibir ni un céntimo. Era el primero que llegaba y el último que chequeaba su salida. Entregaba las planificaciones y las notas a tiempo. Colaboraba en actividades especiales y hasta fungía como orientador de sus alumnos y compañeras de trabajo. Hacía esto y más, pues esperaba que el Ministerio del Poder Popular para la Educación le asignara un cargo como docente titular.

La directora de la institución, Liliana Pons, se quedó corta en halagos y reconocimientos hacia el “profe Jean”. Lamentó con los ojos húmedos y temblor en las manos su muerte. El resto de los docentes también. Y un par de alumnas se acercaron a la morgue forense para acompañar a sus maestros en el duelo.

La familia del muchacho fue la última en enterarse, pues vive en Borojó, estado Falcón. Llegaron a Maracaibo ayer al mediodía.

 

¿Y la patria segura?

El terreno cercado que comparten como estacionamiento los colegios Sueño de Bolívar y Luis Beltrán Prieto Figueroa sirve de parada nocturna a los ladrones de carros y consumidores de droga. Margarita Viloria, residente en Villa Delicias, ve desde su edificio cómo dejan los vehículos robados para “enfriarlos”. “¿Dónde está el Plan Patria Segura? Porque por acá no lo hemos visto. Cada vez hay más atracos. Los malandros se aprovechan de la oscuridad y lo solo de las calles para hacer sus fechorías”.

 

Jean Carlos Piña Manaure (25) Residía en Maracaibo desde hace unos ocho años. Era oriundo del estado Falcón.

 

3 años esperando su cargo tenía Jean Carlos, sin cobrar ni un bolívar