La visita de Capriles divide a la política chilena

Foto: EFE

La visita que realizará a Chile el líder opositor venezolano Henrique Capriles ha dividido a los partidos políticos chilenos, que hoy debaten sobre la conveniencia de reunirse con él y de que sea recibido por el presidente, Sebastián Piñera.

Capriles anunció que hoy viajará a Chile, donde permanecerá este jueves y viernes para luego visitar Perú, antes de regresar a Venezuela.

La visita ha despertado una polémica en el ámbito político chileno, donde los partidos no se ponen de acuerdo a cerca del trato que debe recibir Capriles, que busca apoyo a su demanda de un nuevo recuento de votos de las elecciones presidenciales del pasado abril, en las que perdió por estrecho margen frente al mandatario venezolano, Nicolás Maduro.

El presidente Sebastián Piñera, cuyo Gobierno reconoció el triunfo de Maduro, dijo en una entrevista televisiva que si Capriles le solicita una audiencia se la concederá, aunque fuera del Palacio de La Moneda, sede del Ejecutivo.

En el bloque oficialista de derecha, tanto Renovación Nacional (RN) como la Unión Demócrata Independiente (UDI) se han mostrado dispuestos a reunirse con el líder opositor venezolano.

En la oposición no hay quórum y solo la Democracia Cristiana (DC) ha anunciado que organizará un encuentro con Capriles, situación que despierta el recelo de algunos socios de la coalición.

“Nosotros como democratacristianos vamos a recibir con mucho gusto a Henrique Capriles”, dijo el senador de la DC Patricio Walker a Radio Cooperativa.

“Le vamos a manifestar nuestra solidaridad en cuanto a la petición que ellos han hecho de que se cumpla el compromiso hecho por Nicolás Maduro en Unasur de hacer una revisión de las actas, un recuento de votos”, añadió.

Hasta el momento, la única actividad programada que tiene Capriles en Chile es una reunión con parlamentarios democristianos que encabezará el presidente del partido, el senador Ignacio Walker.

Esta decisión ha sido criticada por el senador Alejandro Navarro, del Movimiento Amplio Social (MAS), un partido próximo al chavismo que apoya junto a otras formaciones opositoras la candidatura de la expresidenta Michelle Bachelet (2006-2010) en las elecciones del próximo noviembre.

Navarro dijo que la visita de Capriles no contribuye a la integración de América Latina y que los senadores de la DC se equivocan al reunirse con el líder opositor.

“Van a meter en un lío a su partido, pueden meter en un lío a Nueva Mayoría”, apuntó el senador del MAS, quien consideró que una posible reunión con Bachelet “no tiene ningún fundamento”.

En el comando electoral de la exmandataria se decidirá hoy cómo abordar la visita de Capriles, aunque según ha trascendido, algunas personas de su equipo le han recomendado no reunirse con él.

En el bando oficialista, la UDI y RN han anunciado que recibirán a Capriles y solo falta por definir el día y la hora de la reunión.

El senador de la UDI Hernán Larraín pidió ir más lejos y que el presidente Piñera reciba a Capriles en La Moneda si el líder de la oposición venezolana finalmente pide una audiencia con el gobernante chileno.

“Espero que el presidente Piñera lo reconsidere y ojalá lo reciba en La Moneda como corresponde”, dijo Larraín a la edición digital del diario La Tercera.

“Esto no se trata de un acto de hostilidad con Venezuela sino que de un acto de reconocer que en Venezuela no solo existe el chavismo, sino que existen otras fuerzas políticas que funcionan legítimamente y que pueden ser recibidas por el Gobierno”, señaló el senador. EFE