Whatsapp comienza a cobrar a los iPhone

Brian Acton y Jan Koum, fundadores de Whatsapp. / R. J. C.

El iPhone dejará de ser la excepción. Whatsapp va a comenzar a cobrar un dólar al año en los aparatos Apple tras el primer año del uso gratuito de la aplicación. La medida servirá para igualar el sistema de pago con el resto de plataformas: Android, Blackberry y Windows 8, informa El País.

El dólar anual es la única fuente de ingresos del popular sistema de mensajes instantáneos, que ya ha superado a Twitter por número de usuarios, con más de 200 millones mensuales. Whatsapp no admite publicidad ni la admitirá nunca, según han declarado reiteradamente sus fundadores.

Hasta ahora, en el caso de los iPhone solo se pagaba una vez en la vida (0,95 dólares) cuando se descargaba la aplicación. Sus fundadores Brian Acton y Jan Koum aseguran que un dólar es suficiente para mantener su empresa de 40 empleados.

En una entrevista a EL PAÍS renegaban de incluir publicidad o juegos en la aplicación. “No somos, ni queremos ser, una red social, ni una plataforma de juegos, ni un soporte publicitario. Al levantarte lo primero que haces es ver el móvil. Al acostarse lo último es eso, mirar el teléfono. ¿Pondrías ahí publicidad?”.

Whatsapp, con sede en Silicon Valley (California), tiene, sin embargo, su mayor éxito en Europa, ya que los norteamericanos prefieren otros servicios clásicos como Skype o Facebook, mientras avanzan Line o WeChat. También su sistema de pago por aplicación parece de otros tiempos, pues hoy lo que triunfa es la aplicación gratuita con pagos posteriores para conseguir servicios extra de esa misma aplicación, ya sea una herramienta de trabajo o un juego.

El éxito de Whatsapp no es global. Mientras la penetración en Brasil es del 40%, en China baja al 20% y en Estados Unidos, al 10%, según datos de Mobidia. En China triunfa WeChat (50% del mercado), Line, que es surcoreana, triunfa en Japón (60%) y en Corea del Sur, Kakao, con una penetración del 90%. Tanto Line como Kakao pertenecen a la surcoreana NHN Corporation.

Los 40 empleados de Whatsapp mantienen en pie una maquinaria para que cada día la gente envíe 10.000 millones de mensajes y reciba 17.000 millones. Aunque de momento han descartado adaptar la aplicación al naciente sistema Firefox, la renovación del servicio no para. Han añadido la posibilidad de adjuntar variar fotos en el mismo mensaje, y, lo más importante, se guarda el historial de chats en iCloud. Así si se pierde el iPhone o se renueva, se mantienen las conversaciones.

El éxito de Whatsapp ha tenido un impacto muy negativo en el negocio de las operadoras, al caer sus ingresos por envíos de SMS, ya que sus abonados se han pasado a Whatsapp. También a Blackberry la popularidad de Whatsapp le ha restado atractivo, especialmente en España donde logró una cuota de mercado inédita en el resto del mundo gracias a su mensajería gratuita entre aparatos.

La respuesta cojunta de las grandes operadoras europeas, el servicio gratuito Joyn, no ha frenado la expansión de Whatsapp. Estrenado a primeros del año pasado, Joyn está respaldado por Movistar, Orange, Vodafone, Deutsche Telekom entre otras telefónicas; en todos los móviles que venden va incrustada esta aplicación, sin embargo, un año después, sigue sin frenar a Whatsapp.