Elon Musk es considerado el “Tony Stark” de la vida real

El nombre de Elon Musk ha estado sonado en los últimos años debido a sus atrevidos emprendimientos con el mundo de la tecnología y la ingeniería. No son pocos los que comparan la figura de un creador de PayPal y la compañía de viajes espaciales Space X con Tony Stark, el billonario de ficción detrás del traje de «Iron Man».

ABC

La empresa V.Cars ha realizado una infografía en la recopila algunas de las similitudes entre este personaje real y el ficticio. Por ejemplo, ambos tienen similar proporciones físicas, son mil millonarios, ingenieros, siguieron el mismo camino profesional que sus padres, tienen vidas muy publicitadas y tempestuosas, ambos tiene dos carreras académicas, están relacionados con el mundo de la ingeniería de transporte y han creado —y siguen haciendo— máquinas revolucionarias. Las grandes diferencias: uno es real y otro no, y Stark se dedica al mundo bélico y Musk no. Stark es un soltero; Musk es divorciado y tiene cinco hijos.

Siguiendo esta referencia, es bueno conocer la biografía de Musk, de 41 años, con varios millones de dólares en su cuenta bancaria y que piensa presentar un sistema de transporte que cubra la distancia entre Nueva York y Los Ángeles en solo 45 minutos. (Esto significa recorrer de costa a costa a Estados Unidos).

Musk fundó la empresa de pago X.com que se fusionó con PayPal. Este sistema de pago por internet ha cambiado la forma de comprar fue vendido en 2002 a eBay por 1,5 billones de dólares en acciones. Musk todavía es uno de los más grandes accionistas de PayPal.

CNN señala que con el dinero recabado fundó Space X, una empresa de de viajes espaciales comerciales. En 2008 ganó un contrato de la NASA para hacer viajes a la Estación Espacial Internacional y llevar alimentos y otros suplementos. En 2012, SpaceX se convirtió en la primera empresa comercial en acoplarse con la Estación Espacial Internacional y devolver la carga a la Tierra

También ha incursionado en el mundo del motor de la mano de Tesla Motors, patentó el primer coche eléctrico en serie. También ha supervisado el despliegue de las estaciones eléctricas, muchas de las cuales utilizan un sistema de SolarCity, donde es presidente.

Su próximo proyecto, —que presentará el 12 de agosto— es el Hyperloop, un sistema de transporte que nunca choca, y es inmune al clima, pero no sólo esto, va tres o cuatro veces más rápido que un tren de alta velocidad.