Las guías de viajes, ahora en formato digital

Las guías de viajes tradicionales se han visto abocadas a adaptarse a la tecnología más puntera para superar la mala época que actualmente sufren las editoriales, acentuada más si cabe por la crisis económica.

En forma de eBook o de aplicaciones móviles son los nuevos formatos en los que podemos encontrar las nuevas guías de viajes que, a pesar de el usuario puede encontrar la información en Internet, siguen siendo un referente importante para los turistas.

Las guías de viajes son un producto necesario que funciona desde hace siglos y ofrece información contrastada, ordenada e indispensable a la hora de realizar un viaje. “Una guía es como un amigo que ha ido antes que tu y te aconseja”, destacó la directora editorial de El País Aguilar, Maite Suñer, a Europa Press en una entrevista.

“Una información especializada, con ilustraciones de calidad e historias que evocan lugares son los detalles que hacen que las guías en papel no vayan a desaparecer”, defendió el editor de guías Manuel Sequeiros.

El mercado de guías en formatos tecnológicos va ganando peso a las ediciones en papel, aunque éstas siguen reinando en los viajes a lugares exóticos, de larga distancia o con culturas muy diferentes a las del propio turista.

Según indican desde las grandes editoriales, ambos formatos podrían convivir durante mucho tiempo ofreciendo al lector una guía más ajustada a sus expectativas.

“El formato condiciona el contenido, es decir, debe ser sensiblemente distinto el contenido de una guía en papel y una aplicación para móvil”, añadió la editora de proyecto de guías internacionales de la editorial Anaya Touring, Ana María López Martín.

Calidad a menor precio
La crisis económica ha hecho mella en el mundo editorial y, especialmente, en el sector de las guías de viajes y “el horizonte de recuperación, por el momento, no se vislumbra cerca”, recalcó López.

A pesar de la bajada de ventas, desde el País Aguilar se asegura que este descenso en el consumo se produjo años después de que comenzara la crisis en España, pues “el tiempo de ocio es lo que la gente se ha resistido más a restringir”.

El mercado de guías de viajes ha tenido que amoldarse a la nueva realidad social y ha desarrollado en estos últimos años versiones más económicas y más especializadas para seguir ofreciendo un producto de calidad a mejor precio. Por ejemplo, las ediciones de bolsillos o colecciones especiales son algunos de los nichos de este mercado que mejor ha respondido a esta oferta.

También a través de los eBook, con un precio inferior a las ediciones impresas, o incluso con aplicaciones móviles han podido ir solapando el día a día, aunque Suñer reconoce que el hecho de realizar una aplicación móvil de estas características “requiere una inversión importante y por el momento no se rentabiliza del todo”.

diariodeavisos