Juan Fernández: China baja la chola

La economía China es clave en los modelos para determinar la demanda mundial de petróleo. Su crecimiento económico lleva varias décadas con una tasa de crecimiento del PIB  alrededor del 10% interanual, la variable de mayor peso.

Al tomar en cuenta las circunstancias actuales, en un mundo donde los socios comerciales de China son los EEUU, la UE, los países BRICS todos con dificultades económicas más las repercusiones en los demás países del globo, es lógico pensar en los efectos en la economía China. Efectos, tanto  en lo relativo a sus exportaciones, como también hacia el inmenso potencial de su consumo interno. Las autoridades chinas aprobaron en el 18 Congreso Chino del Partido Comunista, para un crecimiento sostenible, por lo cual es necesario hacer reformas y proporcionar mas riqueza a sus ciudadanos, se establecieron como objetivo para 2020 toda la población, en las zonas urbanas y en las rurales, duplicar los ingresos per cápita con respecto a 2010.

Ya hay coincidencia entre los analistas para estimar que la economía china se desacelera, y para este 2013 se calcula un crecimiento del 7.5 %, por debajo del originalmente estimado de 8.3% del PIB.  Gran parte del crecimiento de la economía china se ha fundamentado en un sistema financiero con dos facetas; Una,  control del gobierno del sistema financiero con un crecimiento exponencial del crédito estimado de 23 trillones de dólares. La segunda, es la proliferación masiva del crédito, pero por un sistema bancario paralelo o en la sombra, creando dinero a través de titulizaciones y paquetes de dudosa solvencia, llevándonos a  la pregunta; ¿Hasta cuando debe crecer este tipo de crédito para apalancar el crecimiento y evitar efectos como la burbuja inmobiliaria de occidente?. Una de las respuestas esta en el aumento de la tasa oficial de interés, buscando controlar precios y evitar la especulación sobre todo en el sector inmobiliario.

En cuanto al mercado petrolero la  demanda  China es de aproximadamente de unos 10 millones de barriles de petróleo diarios, de los cuales  4.4 millones son de producción propia e importa 5.8 millones diarios, también consume grandes cantidades de gas en el orden de 4623.55 mil millones de pies cúbicos anuales, y en cuanto a carbón 3.826 mil millones de toneladas anuales. Cuenta además con reservas probadas convencionales equivalentes a 25 mil millones de barriles y en cuanto a las reservas no convencionales de petróleo es el tercero del mundo con un estimado de 32 mil millones, y de gas no convencional el primero con 1.115 mil millones de pies cúbicos.

El mercado se abastece de  importaciones cuyos  principales proveedores son; Arabia Saudita, Irán, Iraq, Angola, Rusia, Kuwait, Emiratos Arabes Unidos, y además China ha desarrollado toda una estrategia de aseguramiento con estas fuentes  de suministro competitivas que incluyen las empresa petroleras chinas. En cuanto  Venezuela, las cifras dadas por el Ministro-Presidente de PDVSA son confusas tal como lo señala Platts, pues Ramírez habla de 650 mil barriles , comenta Platts, que quizás se refirió a una exportación puntual. Las cifras de PDVSA 2012 muestran exportación de 353 mil barriles diarios.

En conclusión, existe un consenso sobre el menor crecimiento en China, lo cual hará revisar las estimaciones de la demanda mundial en el corto, mediano plazo.

China ha diversificado su portafolio de suministro, y Venezuela no cuenta con las ventajas competitivas de otros suplidores.

El precio del petróleo pudiera disminuir, al combinarse por una baja de la demanda mundial y el cambio estructural de nuevos oferentes en el mercado, se vuelve a mencionar en el mercado un precio de 50 dólares por barril, aun cuando otros especialistas hablan de un nivel similar a la cotización actual.

Las necesidades de caja de PDVSA con un escenario hacia la baja del precio, abre la posibilidad de la exigencia de colaterales adicionales para garantizar sus necesidades financiamiento que incluirán activos en el exterior, como señala el análisis del Inter American Trends, y la situación es mas compleja aun al considerar que la demanda del 2014 según la AIE crecerá en 1.2 millones de barriles diarios con respecto al 2013, y ese incremento podrá ser suplido por los países No-OPEP.

Venezuela en la actualidad sin peso en el mercado petrolero, carece de una estrategia operativa, comercial y financiera para fortalecer su posición como productor petrolero, hemos de insistir en la necesidad de una amplia discusión sobre el presente y futuro petrolero del país.

@Jfernandeznupa